miércoles, 21 de enero de 2009

HAMBRE EN JUJUY . ARGENTINA

HUELGA DE HAMBRE POR EL HAMBRE EN JUJUY.

En Jujuy junto al Cura Jesús Olmedo
Pérez Esquivel, al frente de una huelga de hambre contra el hambre
El Premio Nobel de la Paz se sumó a la protesta “por tiempo indeterminado y hasta las últimas consecuencias” iniciada por el sacerdote y unos 300 habitantes de La Quiaca. Durísimas críticas del cura a los planes de Cristina y Alicia K.

El Premio Nobel de la Plaz Adolfo Pérez Esquivel y el sacerdote católico Jesús Olmedo encabezan desde hoy y junto a unos 300 manifestantes una huelga de hambre “por tiempo indeterminado y hasta las últimas consecuencias” en protesta a la lamentable situación que padece la comunidad de La Quiaca, en la provincia de Jujuy.

El padre Olmedo, que reliza trabajos de ayuda a los pobres en Jujuy, denunció que “el 60 por ciento” de la población de esa provincia vive bajo la línea de pobreza y en la indigencia, y que pese a las reiteradas visitas de equipos del ministerio de Desarrollo Social de la Nación, “nada” ha llegado de ayuda en el último año.

“La presidenta Cristina Kirchner anunció planes de obras, entonces que se juegue por la Provincia y haga obras aquí, para que la gente tenga trabajo digno, y se construyan escuelas y viviendas que tanto se necesitan”, pidió el sacerdote en diálogo con radio Continental.

“Hacemos la huelga porque todo este año tuvimos muchos problemas sociales de pobreza extrema, y los planes sociales no alcanzan a mucha gente: todo el año nos movilizamos e intentamos negociar con los gobiernos provincial o nacional y la única respuesta fue el silencio o la represión”, dijo el cura.

El religioso señaló que si bien la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner, envió a numerosos equipos que hicieron relevamientos de las necesidades de la población, hasta el momento “nada se concretó”.

En cuanto al gobernador jujeño, Walter Barrionuevo, el religioso lo definió como “una persona que ignora a los pobres, al pueblo Coya, y no se dignó a recibirnos nunca.

No hay comentarios: