lunes, 23 de febrero de 2009

PACHA MAMA

Escribía sobre crisis de representatividad, mejor diría la representatividad del lobo sobre la del cordero, la igualdad de reglas del lobo encerrado junto al cordero. Esta dicotomóa brutal entre representantes y representados, que viene siendo desde que se escribe la historia, no es nueva, claro, parece estar fisurándose, la propia voracidad terminará imagino autodestruyendo al voraz. Leía un artículo sobre los aborígenes y el trato que reciben, y no puedo menos que reflexionar, que miopía horrenda, que ceguera pertinaz, que voracidad autodestructiva. Pensarán los jerarcas de las madereras, de las empresas que contaminan el planeta, que este planeta no les pertenece, que el agua que contaminan no les va a llegar, que el aire no es compartido? Es posible semejante cortedad en la visión? "El poder" y sus representantes no se detienen a pensar que nos regimos por una ley natural? o aún mueve al mundo la creencia de un Dios misericordioso antropomorfo y antropocéntrico? El mismo Dios que le dictó al oído estrategias de defensa el ex Presidente Bush.
Creo que la naturaleza, la Pachamama, va a cobrarnos la deuda, pero no creo que la Pachamama esté dispuesta a negociar con los directores de los bancos, ni con los empresarios, ni con los presidentes - blancos o no tan blancos - No creo que sea profundamente misericordiosa, como el Dios occidental.
Creo que el hombre "civilizado" está equivocando su "lugar en el mundo" y debería corregir el rumbo. El hombre deberá volver su mirada a la Tierra.

2 comentarios:

Fernando de la Riva dijo...

El caso, Ana, es que la madre Tierra se puede permitir "escupirnos" (a la especie humana), sacudirse este virus maligno, y tomarse quinientos millones de años para regenerarse. La vida prevalecerá, aunque no necesariamente la especie humana.
La ceguera que denuncias es simplemente suicida.
Un abrazo

Ana dijo...

La naturaleza es soberana. Sabés Fernando que oscilo entre el esceptiscismo mas total y la visión de algunas posibilidades, paradojas, como bien has dicho en tu blog, que puede generar la crisis que el hombre "civilizado" está viviendo, y se está precipitando, en donde se puede observar la brutalidad de ciertas políticas y prácticas, en contraposición con la indefensión de aquellos que son multitud y aún guardan un cierto respeto o una ética básica y todavía no han tomado conciencia de su fuerza. Veo al hombre desorientado, estamos desorientados, creo. La razón no nos ha bastado para resolver nuestros problemas. Habrá que poner reversa como especie...se podrá?
Parece que Freud en su teoría de las pulsiones y en su análisis de las masas no estaba tan descaminado....