martes, 31 de marzo de 2009

PENA DE MUERTE AL AEDES AEGYPTI

Una epidemia de dengue se está esparciendo rápidamente por el territorio nacional, es un brote epidémico o una epidemia? Discriminación que se ha intentado, para bicicletear el tema, la cuestión es, que la negligencia grave en el área salud está siendo dejada al descubierto, quien no se dió cuenta que despierte, no hay medidas preventivas, hay déficit, enorme déficit. Escribí hace un tiempo que en Argentina funcionamos como sufriendo Síndrome de Gilles de Latourette, la enfermedad de los tics, que dificulta la coordinación de movimientos. Se sale a atacar las causas, improvisación total, nefasto en salud, en donde la prevención es una de las patas y no la menos importante.
Miles de enfermos, casos fatales, entre el fárrago de la información nada se jerarquiza. Señores, una epidemia transmitida por un vector tan común como un mosquito común , es GRAVE y denuncia fundamentalmente las falencias del sistema, lo que no solo no se puede sino lo que no se quiere preveer, lo que está desmantelado, desarticulado, lo que nos invade al modo de una epidemia, el alerta roja comienza cuando los casos "llegan al conurbano bonaerense"- como si Salta o Tucumán no pertenecieran al territorio nacional - como si el dengue "no autóctono" no se pudiera convertir en "autóctono", clasificaciones excéntricas, falta de interés demencial en lo que es básico para una población. Señores y señoras, que esperamos para exigir que nuestros sistemas funcionen minimamente?
La "epidemia" de inacción nos ha convertido en peleles, ciudadanos que observan con cara bobalicona las esotéricas explicaciones de funcionarios mas esotéricos todavía, y corren a comprar repelente para mosquitos.
Sugiero a la población solicitar pena de muerte para el Aedes Aegypti.

ACUERDO CON CHINA

En el acuerdo que se está celebrando entre los bancos centrales de Argentina y China, se deja de lado el dólar como moneda de intercambio internacional, que ocupa este lugar desde los acuerdos de Bretton Woods. Para Argentina cuya economía estuvo siempre fuertemente amarrada a la moneda norteamericana ( y no solo a su moneda) este parece ser un viento de cambio.

jueves, 26 de marzo de 2009

RIGUROSIDAD

Andaba por estos días leyendo en varios sitios sobre la verdad, sitios por supuesto en donde cada uno desgrana su conceptos presentándolos como la verdad con el derecho que le asiste de así hacerlo. También he leído, en el otro extremo, la tan común referencia a hechos que no se conocen con ligereza y liviandad asombrosas, sin aclarar, “es mi opinión” o “así lo creo” o “lo dijo Menganito en 1904 cuando pasaba unos días de descanso en Portofino” , en donde a modo de Cambalache se mezclan obscenamente opiniones, propias, ajenas y mal interpretadas.
Leí una frase que me quedó “picando” en el blog * A la flor del berro, sencilla, contundente, “ la verdad y la realidad son complejas”. No se nos escapa que la verdad, ha sido motivo de discusión entre las diferentes corrientes filosóficas desde el principio y no se ha arribado a un acuerdo sobre ella, no arribaré acá, ni lo intentaré, obviamente.
Solamente intentaré advertir de mucha verdad revelada que leo, escucho y veo, que intenta ser verdad para todos, y cada uno va a la carga con la suya creyendo que es “la verdad común”, sin aclarar debidamente es “mi verdad”. Cierto es, que sobre algunos ítems nos ponemos de acuerdo, tenemos para ello básicos diccionarios y otros no tan básicos; sentido común, no tan común; sentidos, cinco, a veces sin sentido; lengua común para entendernos o des-entendernos. Pero “construcción de verdad universal” tenemos?
En estos tiempos de comunicaciones rápidas la propagación de “las verdades” funciona para mi gusto como el mejor y más efectivo modo de poner una cortina de humo sobre la realidad, la realidad diversa, la realidad compleja, las diferentes realidades. Se nos uniforma el pensamiento, nos rotulamos y nos envasamos para que a quien le parezca nos utilice, nos comercie nos compre y nos venda.
Parecería por los intentos, que muchos quieren arribar a la verdad y domesticarla, tenerla a su lado y agarrada del collar. Peligrosa cuestión.
La ciencia, como así marca * A la flor del berro, refiriéndose al acto médico, consta de protocolos, pasos, diversas opiniones para arribar a un diagnóstico, utiliza una rigurosidad, que no le permite llegar a la verdad, pero si tal vez analizar la realidad con las herramientas imperfectas de las que disponemos.

A la rigurosidad me remito.

lunes, 23 de marzo de 2009

RODOLFO PEREL

Me acordé, por esas cosas, de otro colega, amigo, hemodinamista, contaba idénticas situaciones que Favaloro, gran tipo, honesto, en los 70 militaba, los allanaron, su esposa, gran amiga, embarazada, marcados quedaron.

Rodolfo a cierta altura se bajó de la medicina, no aguantaba, era honesto el tipo, se enfermó por esas cosas, se murió, joven, las últimas veces que hablé con él estaba amargado.

No se, de todos ellos me voy acordando.

Hoy sus hijos Pablo y Martín siguen dando debate.


PEREL, Pablo - RAÍCES, Eduardo -PEREL, Martín

UNIVERSIDAD Y DICTADURA
Derecho, entre la Liberación
y el orden (1973-1983)

Buenos Aires, CCC, 2006, 169p

Unos años atrás, me contactaron tres jóvenes egresados (¿o eran aún estudiantes?) de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), uno de los cuales había sido distinguido alumno mío. Me hicieron saber que se encontraban abocados a la investigación de cómo había sido la vida en los claustros de esa prestigiosa Casa durante los años de la usurpación cívico-militar iniciada en 1976 (y presagiada desde la muerte de Perón, dos años antes, bajo el esotérico gobierno de su viuda). Pido disculpas, pero como cultor de la antigua Roma, me cuesta trabajo atribuir a la palabra "dictadura" un sentido negativo, así que prefiero, en la medida de lo posible, ahorrar ese término a ese gobierno espurio (en lo que disiento, como se observa, con los autores del libro que comento).

El proyecto me pareció no solamente interesante por los desafíos involucrados, sino además necesario. Heródoto, el viejo padre de la Historia, empieza sus trabajos concibiendo a esta noble ciencia como la encargada de que "os méte ta guenómena ex anthrópon to jróno exítela guénetai", es decir, "que las cosas hechas por los hombres no sean olvidadas con el tiempo". Y el maestro de Halicarnaso no se refería únicamente a las cosas buenas, sino a todas, tristes y felices, incluso las atroces y sangrientas. De lo que dan buena cuenta sus libros, poblados a discreción de episodios terribles, en cuya reconstrucción puso tanto esmero como en la de las gestas admirables. Por eso, no dudé en acceder al requerimiento que los hermanos Perel (que me hacen pensar, físicamente, en como debieron haber sido, si existieron fuera de la imaginación colectiva helénica, Héctor y Paris, los hijos de Príamo) y de Eduardo Raíces. Ellos buscaban testigos, que estuviesen dispuestos a evocar aquellos años a partir de sus propias experiencias. Para entrevistarlos, interrogarlos, e ir contribuyendo así, con esos recuerdos, a pintar el cuadro que les arrojaban los documentos de la época, que prolijamente revisaban.

Hoy, con el producto en las manos, estoy contento y orgulloso de ser parte, siquiera en mínima medida, de esta tarea de reconstrucción de nuestra reciente historia. Por eso quise estar junto a ellos en la presentación del libro, el 23 de agosto, en el Centro Cultural de la Cooperación "Floreal Gorini" donde, ante un salón repleto, expusieron en elogiosos términos los profesores de la UBA Beatriz Rajland (que obró como orientadora del trabajo), Mabel Thwaites y Osvaldo Bayer.

Este último, destacado intelectual, es además el autor del Prólogo de la obra. En sus párrafos expresa: "Este libro va a servir para despejar el horizonte de velos, de velos de aquellos a los que les conviene olvidar o de los otros que figuraron como protagonistas o ayudantes silenciosos de los años de la desaparición y de sus orígenes. Va a resultar con el tiempo una base fundamental para el gran debate en las aulas universitarias, en los centros de cultura y porqué no en el propio Congreso de la Nación, sí, qué pasó del 73 al 76. Debatir, la misión fundamental de la democracia: discutir el pasado antes de la dictadura y reconocer sus propios muertos escondidos debajo de la alfombra. Nuestras aulas en todo su drama, su ilusión, sus fantasmas, sus espías, sus delatores, sus héroes sin corbata y de pelo largo. La mano abierta y el puño armado. Pero todo visto con el análisis de la Ética. Como se ha hecho en este libro, en esta investigación con conclusiones para marcar con lápiz o copiar en los pizarrones del futuro".

Podrá coincidirse más o menos con algunas de las conclusiones o manifestaciones de estas elocuentes páginas. En definitiva, lo importante no es el consenso, sino la apertura al debate. Concuerdo en eso (no en otras cosas) con Bayer: no hay futuro sin memoria, aunque duela, y no hay universidad (ni sociedad) si se evita la discusión, si no se ponen los temas sobre la mesa, hasta los más espinosos y molestos. Argentina es un país donde nadie se suele hacer cargo de nada, donde de todo echamos a otros la culpa. Así, es imposible reconstruir en serio. Sólo podremos levantar fachadas de utilería, que se desplomen al soplar del menor viento. Este libro es, sin duda alguna, un aporte decisivo en tal sentido.

Considero un acierto el haber arrancado la reconstrucción desde décadas antes del golpe de 1976. Yo, sin embargo, me hubiera ido más atrás, y le hubiese dedicado un poco más de atención a ese período previo. Cuando los autores, al entrevistarme, me preguntaron en qué momento fecharía yo el comienzo del colapso universitario argentino, esbocé el año de 1930, con la fatídica revolución que depuso a Yrigoyen. Ellos abren el telón en 1955, y velozmente pasan al triste 1966, acceso del onganiato. Es comprensible, sin embargo, esa brevedad, porque desean centrarse en el período 1976-1983 (del cual, por otra parte, no exceden casi hacia adelante). Otro acierto es, a mi entender, el nutrido apéndice documental que cierra la obra.

La metodología empleada pudo haber sido más histórica, y menos periodística, pero no estoy seguro de que el tema, tan cercano y todavía tan presente, lo permita. Quizás en una futura edición pueda incentivarse el aparato crítico, lo que creo que redundará en gran beneficio para este loable trabajo. Yo mismo he visto ahora, al releer mis propias entrevistas, algunos errores en que he incurrido, en razón del tiempo transcurrido desde aquellos tristes años. Equivocaciones circunstanciales, sin embargo, pero no de fondo. Creo que el clima de la Facultad de Derecho (que es a la que los autores se refieren, a pesar del título) está impecablemente retratado en estas páginas. Tanto es así que el solo leerlas me trajo una desazón remota, y al mismo tiempo me hizo recordar la oleada de libertad que inundó los cursos de 1984, una brisa de frescura y alivio que ha quedado plasmada en mi memoria para siempre. El de haber sido designado, casi un adolescente, para dar la recién creada materia Constitución Nacional, en esas aulas ebrias de democracia flamante, fue un privilegio cósmico.

Universidad y dictadura traerá muchas secuelas. Habrá elogios fervorosos, como los que se escucharon en la presentación, y críticas punzantes (sobre todo, seguramente, por parte de algunos de los que aparecen en sus páginas). Pero estoy convencido de que constituirá un hito benéfico en nuestra difícil reconciliación con el pasado próximo. Como canta el gran Serrat, "nunca es triste la verdad: lo que no tiene, es remedio".

Ricardo Rabinovich-Berkman

domingo, 22 de marzo de 2009

RENÉ FAVALORO

Me ha acordado hoy, por esas cosas, de un colega.

Carta que deja el Dr René Favaloro cuando se suicida de un disparo.
(Del Dr. René Favaloro/ julio 29-2000 –14,30 hs) Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic, está claro que mi regreso a la Argentina (después de haber alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria. Nunca perdí mis raíces. Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica. La primera etapa en el Sanatorio Guemes, demostró que inmediatamente organizamos la residencia en cardiología y cirugía cardiovascular, además de cursos de post grado a todos los niveles. Le dimos importancia también a la investigación clínica en donde participaron la mayoría de los miembros de nuestro grupo. En lo asistencial exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno. La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces. La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada). Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente. Nunca permití que se tocara un solo peso de los que no nos correspondía. A pesar de que los directores aseguraban que no había retornos, yo conocía que sí los había. De vez en cuando, a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno, que agradecían nuestro trabajo. Este era nuestro único contacto. A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación. Primero con la ayuda de la Sedra, creamos el departamento de investigación básica que tanta satisfacción nos ha dado y luego la construcción del Instituto de Cardiología y cirugía cardiovascular. Cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla, basados en el lineamiento ético que siempre me ha acompañado. La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna naturaleza). Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto. ¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas con los sindicalistas de turno! Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica. Lo mismo ocurre con el Pami. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país. Valga un solo ejemplo: el Pami tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí directamente). Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda. El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno. Los mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga) el médico que envía a estos pacientes por el famoso ana-ana , sabe, espera, recibir una jugosa participación del cirujano. Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que Favaloro no opera más! ¿De dónde proviene este infundio?. Muy simple: el pacientes es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus deseos de que yo lo opere. “Pero cómo, usted no sabe que Favaloro no opera hace tiempo?”. “Yo le voy a recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe”. El cirujano “de real valor” además de su capacidad profesional retornará al cardiólogo mandante un 50% de los honorarios! Varios de esos pacientes han venido a mi consulta no obstante las “indicaciones” de su cardiólogo. “¿Doctor, usted sigue operando?” y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre. Muchos de estos cardiólogos, son de prestigio nacional e internacional. Concurren a los Congresos del American College o de la American Heart y entonces sí, allí me brindan toda clase de felicitaciones y abrazos cada vez que debo exponer alguna “lecture” de significación. Así ocurrió cuando la de Paul D. White lecture en Dallas, decenas de cardiólogos argentinos me abrazaron, algunos con lágrimas en los ojos. Pero aquí, vuelven a insertarse en el “sistema” y el dinero es lo que más les interesa. La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar. Instituciones de prestigio como el Instituto Cardiovascular Buenos Aires, con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía, los métodos de diagnóstico no invasivo (Holter echo, camara y etc., etc.) los cateterismos, las angioplastias, etc. etc., están incluidos. No es la única institución. Médicos de la Fundación me han mostrado las hojas que les dejan con todo muy bien explicado. Llegado el caso, una vez el paciente operado, el mismo personal entrenado, visitará nuevamente al cardiólogo, explicará en detalle “la operación económica” y entregará el sobre correspondiente!. La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir “no hay camas disponibles”. Nuestro juramento médico lo impide. Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados, las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se complica. En Estados Unidos, las grandes instituciones médicas, pueden realizar su tarea asistencial, la docencia y la investigación por las donaciones que reciben. Las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de 100 millones de dólares cada una! Aquí, ni soñando. Realicé gestiones en el BID que nos ayudó en la etapa inicial y luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro instituto como uno de sus logros!. Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latinoamérica!) todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latinoamérica, no hay respuesta. ¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente? Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar. La mayoría del tiempo me siento solo. En aquella carta de renuncia a la C. Clinic, le decía al Dr. Effen que sabía de antemano que iba a tener que luchar y le recordaba que Don Quijote era español! Sin duda la lucha ha sido muy desigual. El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a resquebrajarse. Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos, algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al “sistema”. Sí al retorno, sí al ana-ana. “Pondremos gente a organizar todo”. Hay “especialistas” que saben como hacerlo. “Debés dar un paso al costado. Aclararemos que vos no sabés nada, que no estás enterado”. “Debés comprenderlo si querés salvar a la Fundación” ¡Quién va a creer que yo no estoy enterado! En este momento y a esta edad terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores me resulta extremadamente difícil. No puedo cambiar, prefiero desaparecer. Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: “a mí no me ha derrotado nadie”. Yo no puedo decir lo mismo. A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla. Estoy cansado de recibir homenajes y elogios al nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo selecto de las leyendas del milenio en cirugía cardiovascular. El año pasado debí participar en varios países desde Suecia a la India escuchando siempre lo mismo. “¡La leyenda, la leyenda!” Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga. Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz. Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata. No puedo cambiar. No ha sido una decisión fácil pero sí meditada. No se hable de debilidad o valentía. El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano. Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad. Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así. En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta. En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara. A mi familia en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco. Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa. Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles. Un abrazo a todos, René Favaloro. Julio 29-2000 –14,30 horas.
Lleva su firma

sábado, 21 de marzo de 2009

INSEGURIDAD. VIOLENCIA

Estamos los Argentinos preocupados por la inseguridad, por la violencia creciente en nuestras calles, en nuestra vida cotidiana.
Hay quienes piden pena de muerte para los delincuentes, mas violencia.
Hay quienes, asustados, se refugian en barrios cerrados.
Hay quienes en barrios pobrísimos son víctimas de sus propios vecinos, tan excluidos como ellos.
Hay quienes pensamos que este sistema genera violencia, que este sistema - que rompe los lazos sociales utilizando el consumo, la competencia y la acumulación de riquezas descontroladas, como herramientas de ruptura- genera esa violencia que se quiere combatir con mas violencia.

Este sistema perverso produce la violencia por medio de la exclusión social, la formación de “villas”de emergencia, el empobrecimiento de nuestra gente en favor de unos pocos.
¿Pretendemos que los marginados aplaudan al poder que los margina? Queremos que vean a sus hijos morir de hambre en absoluta sumisión? ¿No es esperable la violencia en estas condiciones?
¿ No entienden nuestros conciudadanos que generar exclusión es generar violencia?
Violencia que nos golpea a todos, porque es violencia ciega, y es a los pobres, a los marginados a quienes mas golpea. Aquellos que ostentan el poder LO SABEN.

Franz Fanon en “los condenados de la tierra” habla de los colonizados y los colonos, hay una línea divisoria entre ambos, hay dos ciudades, la de los colonos y la de los colonizados: “ El colonizado es un envidioso, el colono no lo ignora, cuando sorprendiendo su mirada a la deriva, comprueba amargamente pero siempre alerta: "quieren ocupar nuestro lugar". Es verdad, no hay colonizado que no sueñe cuando menos una vez al día instalarse en el lugar del colono”

jueves, 19 de marzo de 2009

SIMULTANEIDADES.

Tengo una sensación rara después de haber visto la Marcha contra la inseguridad que se realizó en la Plaza de mayo y en otros sitios del país.
Me surgen algunas reflexiones básicas : ningún ciudadano en su sano juicio puede no acordar con reclamar contra la inseguridad, acompañar a las familias de las víctimas es un fin en si mismo
Supuestamente la marcha era “solo el pueblo sin banderìas políticas”
Los oradores, los que vi, fueron el rabino Sergio Bergman, el sacerdote Guillermo Marcó y el representante musulmán Emir Jandic ( maravillosa integración religiosa y racial) pero la conducción religiosa del acto, le otorga un cierto carácter político, integración a “la Argentina” mediante.
Sobrevuela la posibilidad de intentar yugular la inseguridad acudiendo a la pena de muerte.
Sobrevuela la idea de que imponer la pena de muerte es un disparate inconducente.
Los oradores judío y católico y fundamentalmente el rabino Sergio Bergman, incurrieron en fuertes críticas al gobierno de Cristina Fernández, sin banderías políticas, claro. Saludaron a los hermanos del campo.

Mientras tanto en la cámara de diputados se debatía el proyecto de adelanto de las elecciones legislativas enviado por el Ejecutivo y los “autoconvocados” del campo estaban al borde de las rutas, comenzando nuevamente sus reclamos por una situación que se viene arrastrando desde el año pasado y que no encontró solución o no la hallaron ni “los unos ni los otros”.
La Presidenta Cristina Fernandez simultáneamente presentaba en el querido Teatro Argentino de La Plata, el proyecto de ley de radiodifusión audiovisual.
Simultaneidades que imagino poco casuales.

No hay ninguna duda de que el tema de la inseguridad cuando toca a una comunidad nos genera miedo, movilización, reacciones emocionales, sabemos también que la inseguridad no se combate solamente con jueces que cumplan sus funciones específicas - por supuesto que dado el delito hay que juzgar al delincuente y hacer con él lo que indica la ley –
La inseguridad tiene múltiples etiologías, el estado es el encargado de implementar políticas que desde la estructura combatan ese flagelo.

Tengo mas sensaciones que certezas en este momento, una de ellas es que las tragedias del pueblo están siendo utilizadas nuevamente “por los unos y los otros”.

lunes, 16 de marzo de 2009

ABORTO I

Agrego una noticia , sucedió en Brasil pero viene a relación de la entrada anterior. De kaosenlared.net.
Brasil :El arzobispo José Cardoso Sobrinho excomulga a la madre y los médicos que frenaron la gestación de una niña
Ni siquiera el reproche del ministro de Salud brasileño ha cambiado la opinión del arzobispo, que excomulgó ayer a la madre y los médicos que practicaron el aborto a una niña de 9 años violada por su padrastro"No me arrepiento. Lo que hice fue declarar la excomunión. Es mi deber alertar el pueblo, para que tengan temor a las leyes de Dios", ha afirmado hoy el arzobispo de Recife.

El hecho generó una controversia furiosa en Brasil lo que obligó al Vaticano a moderar posiciones. el obispo es lefebvrista, y había recibido el respaldo del Vaticano inmediatamente después de la excomunión. La excomunión es la máxima pena ante "pecados" como el aborto para quienes lo realizan, así como quienes colaboran formalmente con esta práctica, que "automáticamente" quedan fuera de la Iglesia.
Que desazón produce que aún se pueda manejar a la población Latinoamericana amenazándola con quedar fuera de una institución que ha desvirtuado completamente el concepto para el cual fue supuestamente fundada. De cualquier manera, la Iglesia - como cualquier otra institución- contiene miembros de distintas ideologías, inclusive ciertos cuadros pertenecientes a la Iglesia Católica "trabajan desde adentro de la institución" despertando conciencias.... por eso los prejuicios no son buenos. Hemos tenido en este país miembros de la Iglesia que han perdido su vida en la represión de los 70, mientras tanto otros miembros, colaboraban con ella.
Veamos otro ángulo de la cuestión:
"Muchos países identificados como predominantemente católicos han adoptado legislación que privilegia los derechos de las mujeres a la salud y a la toma de decisiones. Bélgica, Francia e Italia, con una amplia población católica, permiten el aborto a solicitud de la mujer. En Polonia, a pesar de la feroz oposición al aborto de parte de la Iglesia Católica polaca, el aborto es legal cuando se trata de proteger la vida y la salud física de la mujer, y en casos de violación, incesto o malformación fetal. Encuestas de opinión pública revelan que el 95% de los polacos y polacas declara su adhesión al Catolicismo, y el 58% está a favor del aborto en determinadas circunstancias. En Brasil, donde el aborto está prohibido, excepto cuando se trata de salvar la vida de la mujer y en casos de violación, un gran porcentaje de católicos está a favor del aborto y recurren a él en caso de necesitarlo."http://www.nosotrasenred.org/aborto/abortoyreligion.html

Me vuelve la pregunta y la devuelvo ¿Todos los ciudadanos franceses, italianos o polacos están excomulgados?¿ Por qué razón en los países de latinoamérica no se permite el aborto por ley? Las causas serán múltiples y se me ocurren muuuchas, pero priorizo el lugar que los países del tercer mundo ocupan el la organización del "gallinero"¿ Mano de obra barata? Bastiones de poder de una Iglesia desvitalizada? Me gustaría escuchar opiniones.

domingo, 15 de marzo de 2009

ABORTOS CLANDESTINOS. CONSECUENCIAS.

Ya me he referido en varias entradas a los efectos de la legislación Argentina que pena el aborto, sin contemplar los casos de mujeres que mueren o quedan con serios daños orgánicos por abortos clandestinos.¡Es posible que se intente cubrir el sol con las manos! Los abortos se efectúan igual y en condiciones de clandestinidad y riesgo para las mujeres. Solo voy a subir algunos de los casos que trascienden, para que no olvidemos de que forma el estado manipula nuestras decisiones, hasta las mas personales. Que intereses habrá detrás de esta legislación absurda? ¿ La Iglesia Católica? ¿ Una gran parte de la ciudadanía que practica la hipocresía y la mojigatería como deportes sponsoreados?
Todas estas muertes, mas las que quedan en el anonimato son EVITABLES.

"El caso de Machuca, que vivía en un humilde barrio de Reconquista, se suma a las muertes de dos mujeres de 24 y 30 años ocurridas en el Hospital Provincial de Rosario el 20 de febrero. La muerte de la chica de Reconquista trascendió —lo que no es habitual— por la denuncia de un cirujano que la atendió. El hecho alcanzó difusión nacional por la labor de la doctora Cristina Díaz, militante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y anestesióloga del mismo nosocomio donde Machuca falleció." DERF agencia fderal de noticias Reconquista 13-03-09

"Una joven que se sometió a un aborto clandestino murió este viernes en Mendoza, confirmó el ministro de Salud provincial, Sergio Saracco.

Se trata de Romina Gélvez, de 22 años, que estaba internada desde el domingo pasado en el hospital Español, ubicado en Godoy Cruz, y murió esta madrugada." Rosario3.com. viernes 13 de marzo de 2009

viernes, 13 de marzo de 2009

HISTORIZACIÓN IV. EL BACKSTAGE.

En la línea de intentar entender de que modo “se mueve” este sistema en el que nos toca transcurrir, se preguntaba Ricardo Musso: “¿Son conscientes los docentes que estimulando al chico a ser más competitivo e individualista están apoyando las teorías de Spencer, que a la vez se sustentan filosóficamente en las teorías darwinianas?, ¿o el médico que prescribe medicamentos “marquetineados” por los laboratorios medicinales multinacionales también lo esta haciendo?” 
 Yo creo que seguramente no son conscientes en todos los casos, si en algunos, y por eso intentar leer la historia relatada desde un lugar diferente al de los medios masivos de comunicación - que parecen estar monopolizando la formación de opinión - alerta de esos manejos a quienes no lo están, y quita a los ciudadanos que así lo desean, del lugar de “ser pasivos receptores”

“ En noviembre de 1998, la Universidad de california, Berkeley, firmaba un acuerdo con la sociedad suiza Novartis, que hizo una donación de 25 millones de dólares al departamento de microbiología(Plant and Microbial Biology). En contrapartida la universidad pública concedía al gigante suizo de farmacias y biotecnología el derecho de apropiarse de mas de una tercera parte de los descubrimientos generados por los investigadores del departamento (incluidos los financiados por el Estado de California o por el Gobierno Federal), asi como de negociar las patentes de invención derivadas de ellos. Además la universidad concedía a Novartis el control de las cinco sedes del comité de investigación del departamento, encargado de recaudar fondos para la investigación.”.” La universidad de Berkeley antes financiada casi totalmente por el estado de California, asistió a la reducción de su financiación pública en un 50% en 1987 y en un 34% en 1999. Todas las inversiones efectuadas en los últimos años han sido donaciones privadas”
Ibrahim Warde Profesor de la Universidad de California, Berkeley. Le monde diplomatique. Abril 2001.
Esto generó un debate importante en le seno de la institución. Para Ronald Collins, director del proyecto de integridad científica en el Center for Science and the Public interest “ la ciencia pierde su credibilidad”....”Los profesores universitarios remunerados por la industria actúan como expertos en el Congreso y en los organismos de regulación, sin revelar sus relaciones con el mundo de los negocios”...”Las revistas médicas no ponen de manifiesto los conflictos de intereses de sus autores”.
Ronald Collins ”Assuring truth in science a must” The Baltimore sun 29-08 2000.

Con estos datos como simple ejemplo, podemos observar como no se hace tan sencillo para el docente, el profesional y el hombre común, poder conocer el límite entre ciencia y negocios, beneficio social o beneficio para las empresas que por detrás del telón patrocinan.
Que surgirá de esta crisis generada por el modelo que he descripto en el ejemplo, no lo sabemos, como muy bien escribe Fernado de la Riva en su blog “Memorias del futuro imperfecto” “ el sistema capitalista ha demostrado una capacidad de supervivencia fuera de toda duda” pero agrega “ si esta crisis es el principio del fin del capitalismo, necesitamos urgentemente nuevas utopías, nuevos horizontes hacia los que avanzar, necesitamos soñar ese Otro Mundo Posible para poder construirlo.”
Lejos de ser fácil es un desafío que debemos enfrentar, tener la mayor cantidad de herramientas disponibles que nos permitan discriminar, nos va a permitir conducirnos lo mas razonablemente en este sistema o en otro posible.

miércoles, 11 de marzo de 2009

HISTORIZACIÓN III. AGRESIÓN. COMPETITIVIDAD.VIOLENCIA


Pensaba en "el sistema" y sus daños colaterales, como han dado en llamar a los pedazos de seres humanos que quedan desparramados por ahí en una guerra. Pensaba yo, en otro tipo de daños colaterales que genera " el sistema" en los grupos humanos, en los lazos sociales, en las comunidades.
La violencia, es uno de ellos.
Teniendo en cuenta que la agresividad ha sido vista desde hace tiempo como comportamiento conforme a la especie, con reglas, nos dice K. Lorenz: “Nuestro guerrero de Cromagnon tenía muchos vecinos hostiles para descargar sus pulsiones agresivas y el número estrictamente necesario de amigos a quienes amar...Al aumentar el número de individuos que pertenecen a una sociedad se producen dos efectos que trastornan el equilibrio entre los mas importantes instintos de la atracción y la repulsión mutuas, o sea entre el vínculo personal y la agresión intraespecífica”.... “ La acumulación de individuos en un espacio provoca la fatiga de todas las reacciones sociales”.

Si observamos estas simples descripciones - entre muchas otras - de la agresión entre los humanos, entendemos perfectamente que las acumulaciones en grandes comunidades generen un cierto grado de violencia en las respuestas del hombre ante los condicionantes.

Ahora bien, me pregunto que papel juega el estímulo despiadado de la competitividad en estos días, o sea de la agresividad competitiva, me refiero a la competitividad loca; desbordada; tumoral, no a la sana competencia.

El “sistema” necesita - para sostenerse - que un grupo de individuos consuma, para ello es necesario, además de generar demanda, generar competitividad, en la competitividad se asienta una de las bases del consumo y también en la competitividad despiadada se asientan las rupturas de los lazos sociales. 
El consumo descontrolado de un grupo de individuos produce por desequilibrio otro grupo que nada consume y grupos intermedios que no consumen todo lo que quisieran.
A lo anterior le agregaría otra forma de violencia:

"Aquella que consiste en presentar los hechos violentos, individuales o colectivos, explicándolos –interesados o ingenuos reduccionismos mediante– exclusivamente, por su motivación individual o por las características grupales y sociológicas de sus protagonistas. Al torturador por sus tendencias sádicas; al joven marginal por su impulsividad; al criminal de todo tipo por su estructura perversa o psicopática o por ese criptaje genético desgraciado que descabezó o torció algún pedazo de su esencia cromosómica. A las masacres y guerras fratricidas por los odios raciales o los nacionalismos de distintas banderas, o por el fanatismo de sus protagonistas o el atraso de sus culturas o la inadecuación de sus instituciones subdesarrolladas o su transculturación...
Si violencia es, para el diccionario, aquella “fuerza ejercida sobre una persona para que haga lo que no quiere”, cabe pensar su definición con un pequeño retoque: “fuerza ejercida sobre una persona para que no haga lo que quiere”, como por ejemplo gozar, sentirse seguro, crear, comer regular y suficientemente, curarse cuando está enfermo, educarse y educar a sus hijos, obtener satisfacción a sus pedidos de justicia, participar efectivamente en el destino de su comunidad y en las decisiones sobre su estilo de vida..” Juan Carlos Stagnaro. Dominique Wintrebert. Editorial. Revista Vertex. Volumen IX




lunes, 9 de marzo de 2009

HISTORIZACIÓN ll

Venía yo con la historización, la precariedad de su veracidad y la convivencia de varias historias transversales en un mismo tiempo y lugar, situaciones todas, que se ponen de manifiesto muy particularmente desde hace unos años, cuando los medios de comunicación toman un auge determinante en la construcción de la historia.
Este modo de “hacer historia”, de “generar” la historia, que conviene a grupos, es a la vez individualizante y totalizante, siguiendo a Foucault -“Creo que en la historia de las sociedades humanas, -incluso en la antigua sociedad china- nunca ha habido una combinación tan tramposa en la misma estructura política de las técnicas de individualización y de los procedimientos de totalización”- podemos observar un aparato de producir demanda, que a su vez modela individuos - individuos estos, atravesados por la misma información emanada de los medios de comunicación que son afines al poder , impartida la educación por docentes o asistidos por profesionales, que sufren igual proceso- dentro de un rango...dentro de ese rango se escribe la historia.
Conjuntamente con la individuación generada, se estimulan mecanismos de competitividad que deja solos a los individuos, les mutila la capacidad de solidaridad, de identificación con otro que sufre, o que goza, los des-moviliza. Pero simultáneamente este modo relativamente nuevo de hacer y generar historia, permite el opuesto: el pensamiento anarquista, anti-autoritario, las luchas del hombre común por mantener su modo de vida, la resistencia secreta y subterránea - que toma la forma de un síntoma - del hombre para que no le arrebaten su tradición, su pasado, su cultura, su esencia, sus lazos sociales y afectivos, o en todo caso, en un país como el nuestro, la lucha para que se nos permita armar una historia, incluyendo todas aquellas de las que nos hemos nutrido, todas las historias que convergen en las nuestras.
En fin, nos bombardea " la historia oficial" pero emergen acá y allá distorsionados por la subjetividad, los diferentes planos del discurso no oficial, las historias del hombre común.
A pesar de estos mecanismos, o justamente a partir de ellos, otra historia se sigue escribiendo, se “escucha un rumor “ un sordo ruido, un malestar, una irritación; a pesar de los pesares y de los intentos de totalización, el hombre parece estar alerta....

sábado, 7 de marzo de 2009

AFFIRMATTIONES

Affirmattions
Il ne se passera pas un an que nous ne sachions sans èquivoque qui est Eltsine.
Il ne se passera pas deux ans que Gorbatchev ne devienne un hèros en Union soviètique.
Il ne se passera pas cinq ans que l ´ensemble de la jeunesse française ne parle de révolution.
Il ne se passera pas dix ans que le mot comunisme ne redevienne un des plus beaux mots dans la langue universelle.
Il ne se passera pas vingt ans que les Etats-Unis n´aient explosé comme l´Empire sovietique aujourd´hui.
Il ne se passera pas cent ans que las mafias ne soient brisées par les peuples.
Il ne se passera pas mille ans que la religion ne disparaisse. Et alors...
Camarades, encore un effort...

L´autre journal nº 16 - septembre 1991.

viernes, 6 de marzo de 2009

HISTORIZACIÓN I


De historización hablaba. Nos dice El historiador José Luis Romero:

"Tanto en la escuela primaria como en la secundaria la historia no se enseña como una ciencia sino como una disciplina destinada a crear, o a fortalecer, o a negar, una imagen del pasado que conviene a la orientación predominante. Y esto ha ocurrido siempre, porque la historia es la conciencia viva de la humanidad y de cada una de sus comunidades, y nadie podría prescindir de su apoyo para defender su propia imagen y su propio proyecto de vida."

Institucionalización de los mecanismos de poder para perpetuar la subordinación de un hombre sobre otro o de unos hombres sobre los otros.
Siguiendo al etólogo Konrad Lorenz podríamos decir que el riesgo mayor que corre la humanidad no tiene relación con su capacidad de dirigir fenómenos naturales o aún producirlos, sino “a su incapacidad de dirigir racionalmente los fenómenos sociales” y esto se debe fundamentalmente a “la orgullosa sobreestimación de su propio comportamiento y a su deseo de considerar que ese comportamiento no está sometido a las leyes que rigen los fenómenos naturales y por lo tanto no es investigable”

La historia humana, por lo tanto, mas que una ciencia, pasa a ser una herramienta afectiva que el hombre maneja.  Nos mueven los mismos instintos que a nuestros antecesores prehumanos pero nos negamos sistemáticamente a aceptarlo.
Tenemos un Dios antropomorfo que nos respalda

¡ TODOS SON NUESTROS !

Cuanta razón tiene Javier cuando responde a mi post anterior : "¡Todos son nuestros!
Aquí también estamos asumiendo que todos son nuestros, pero todos en verdad. No sólo los muertos, también los vivos "
Aquí no estamos haciéndonos cargo de los vivos, ni ayudándolos siquiera a ayudarse.

Argentina, Salta: En Tartagal tarde de furias, bloqueos y desesperanza.

de Argenpress

jueves, 5 de marzo de 2009

HISTORIZACIÓN

Retomando el concepto del quiebre de la historia a través del silencio impuesto por la dictadura, diría que además de un quiebre apareció una solución de continuidad, un vacío generado adrede, una desaparición metafísica - subsecuente o simultánea a la desaparición física - de la posibilidad de cuestionarnos o siquiera entender lo que nos estaba sucediendo en ese momento, como presente; quedaron de esta forma conformados en el imaginario de cada uno, soluciones generadas desde lo individual, que se compartían con “el grupo de pertenencia” ( recuerdo cuando en anatomía aparecían para disección cadáveres de jóvenes con heridas “raras”, se corría la voz de que eran asesinados en la calle por los “grupos de tareas”, nadie lo constató, quedó en el imaginario de nuestro grupo, algunos lo olvidaron....) y en algunos casos sucedían situaciones absurdas como que en la misma familia dos o tres integrantes tenían diferentes “grupos de pertenencia”, en algún momento se confrontaban las “creencias” y el desconcierto era evidente, cada uno estaba viviendo “realidades distintas”, ahí surgían peleas, discusiones, encasillamientos de los unos y los otros.
Cada uno vivió la historia a su manera, cosa lógica, pero al haber sido esta, una especie de guerra muy sucia y muy silenciosamente sucia, cada uno quedó con su parte, sin poder tener la sana visión de conjunto, sin poder escucharse, el silencio además de mudos, nos volvió sordos...y con un cuerpo social imaginario fragmentado.
Hay quienes tienen parte de su historia personal fragmentada, son hijos de desaparecidos adoptados presuntamente por cómplices de las desapariciones de sus padres, situación individual dramáticamente paradigmática de lo que estoy relatando. Tironeados salvajemente entre sus familias de origen - golpeadas por las desapariciones de sus hijos – y sus familias adoptivas - supuestamente victimarios o cómplices -.
La salida del silencio no es sencilla, no es sencilla desde lo individual, desde lo grupal, es mas compleja aún. Teníamos que “encontrarnos” en algún lugar. Escribí en un post hace un tiempo ¡ Todos son nuestros! hastiada de la adjudicación de los cadáveres: Evita es nuestra, dice un grupo, los “desaparecidos” son nuestros, dice otro grupo-excluyo a los familiares-, las víctimas de la subversión son nuestras-excluyo a los familiares-, dice otro grupo mas, los muertos en Malvinas son....de quien son? Esos chicos que no eligieron ese destino, que no pudieron elegir...de quien son?

Dice Halbwachs:” la memoria colectiva es la memoria de los miembros de un grupo que reconstruyen el pasado a partir de sus intereses y del marco de referencias presentes. Esta memoria colectiva asegura la identidad, la naturaleza y el valor de un grupo. Además es normativa porque es como una lección a transmitir sobre los comportamientos prescriptos del grupo”

En estos tiempos se empezó a recuperar la memoria fragmentada, se empezó a hacer historia, a historizar, tiempos de conflictos, de confluencia y divergencias, de gritos y violencia, de convulsiones y compulsiones de marchas y contramarchas, somos una generación de fractura, fracturada, “estamos rotos pero enteros, diezmados por perdones y resabios, un poco mas gastados y mas sabios, mas viejos y sinceros” ( Mario Benedetti)

miércoles, 4 de marzo de 2009

PEQUEÑA HISTORIA EN SALUD MENTAL

Hoy tengo ganas de hablar de salud, de salud mental. 
Siempre me refiero a los "daños colaterales" del sistema: a los locos; a los chicos; a los mas vulnerables; a la educación, pero hoy quisiera hacer historia. Allá por el año 86, se generó un proyecto de formación en salud mental - que intentaba poner el énfasis en la prevención, se partía de la salud, de la prevención, para llegar a la enfermedad y el último recurso era la rehabilitación, el último recurso era el manicomio - El proyecto llamado R.I.S.A.M ( residencia interdisciplinaria en salud mental) era gestionado desde la Dirección Nacional de Salud Mental por Vicente Galli, psiquiatra y psicoanalista, había sido discípulo de Mauricio Goldenberg en "el Lanús" y sobre los lineamientos del plan Goldenberg y con la democracia recién estrenada- después de los años oscuros de la dictadura en donde los miembros de los servicios de salud mental fueron perseguidos y la historia suspendida - un grupo formado por terapistas ocupacionales, médicos/as, enfermeros/as, psicólogos/as, trabajadores/as sociales, fuimos "puestos a prueba" a ensayo y error. 
Se trataba de descentralizar la salud mental, sacarla de los manicomios, para eso los residentes de la RISAM no teníamos lugar de inserción, supuestamente pertenecíamos a la vieja residencia del Hospital Borda, pero en la práctica teníamos que hacernos un lugar en los servicios.  La práctica cotidiana nos iba dando la experiencia en un proyecto que, fue sumamente movilizador y nos dejó experiencias importantísimas, y frustraciones enormes. No había historia, el lugar debía construirse, nuestra residencia era una utopía, creo que de alguna manera los grupos que transitamos por la RISAM que fueron 4 camadas, fuimos un emblema de la salud mental en nuestro país, sin historia, sin proyectos y con una dispersión de la enorme experiencia que adquirimos desde lo individual.
Cuando en el año 89, cambió el gobierno, se hizo cargo de la Dirección Nacional de Salud Mental Angel Fiasché, y la RISAM retornó al manicomio convertida nuevamente en residencia tradicional, sin una evaluación oficial de su tránsito. 

En el camino se han perdido recursos, experiencia, y la salud mental volvió a los hospicios.
 

En ese corto lapso se intentó retomar un proyecto, el del viejo Lanús, que había quedado en la historia, como en la historia quedó la Residencia Interdisciplinaria en Salud Mental.
 

Los individuos que formamos parte de ese proyecto no enriquecimos con la experiencia, desde lo individual, repito, algunos pocos continuaron en contacto por afinidades personales, más que por la posibilidad del armado de un proyecto común.
 

Me pregunto insistentemente si ese otro proyecto, el de la dictadura, que nos quebró la historia, no habrá dejado una impronta demasiado profunda en nuestra posibilidad o dificultad para justamente historizar.

lunes, 2 de marzo de 2009

COMIENZO DE CLASES SELECTIVO

Hoy, comienzo de clases, como desde hace unos años con el sabor amargo y la impotencia de que algunos chicos empiecen y otros no, en la mayoría de las escuelas privadas hay clases, en la escuela estatal hay huelga. La educación divide en ricos y pobres, nos resistimos, pero así es, esa es la realidad nos guste o no.

domingo, 1 de marzo de 2009

DESOBEDIENCIA CIVIL?

Estoy escuchando estos días una especie de debate mediático sobre el derecho de huelga de los docentes, como he escrito en otro post, las críticas son desordenadas, inorgánicas., confusas y generadoras de confusión. Cada sector mira sus propios intereses, aunque estos intereses estén imbricados inexorablemente con los de los huelguistas. No se entienden razones, se esgrimen argumentos como que los huelguistas, en este caso los docentes, tienen la razón, pero “esa no es la forma”, “ es una falta de respeto a los alumnos,” Y aquí comienzan a cruzarse mentiras varias y distorsiones de la realidad flagrantes de ambos sectores, pero no se pone , a mi modo de ver suficiente énfasis en una realidad incontrovertible, los sueldos reales de los maestros, que fueron históricamente magros y con la crisis actual, y estando los valores que se discuten al borde de lo digno, cualquier deslizamiento de la economía los deja por fuera de la básica razonabilidad.

A estas alturas me pregunto, ¿ Por qué razón cuando los docentes dicen, mediante la huelga, proteger la educación no son escuchados?¿ O la ciudadanía les cree pero no conviene creerles? ¿ O les cree mas o menos?

Los docentes con su obra social no están libres, como ningún trabajador afiliado, de las malversaciones producidas por…¿los dirigentes de los sindicatos? ¿ Estos, mas, quien dirige el aparato de poder sindical, que no es otro que el poder central?

Aquí pego un comentario de una docente que ejemplifica la cadena de daños que produce este sistema:

“que podemos hacer para sacarle las caretas a
¡¡¡¡tantos impunes seres maliciosos????.. LOS
MÉDICOS AUMENTAN SUS ARANCELES, NO ENTREGAN
CONSTANCIAS DE ESOS ATRIBUTOS, PORQUE IOMA LES
PAGA CUANDO QUIERE Y LO QUE SE LES DA LA GANA...
Y COMO AFILIADOS AL SINDICATO NO PODEMOS TENER
DICHO REINTEGRO... Y EN LA ENTREGA DE BONOS SOLO DAN
2 X MES???? RIDÍCULO!!! BIEN QUE NOS DESCUENTAN
TODOS LOS MESES... QUIERO PODER ELEGIR LA OBRA
SOCIAL
!!”

Como apreciamos en este comentario - tomado textual de un sitio de uno de los gremios docentes –

se ha formado un círculo vicioso, una cadena : IOMA ( la obra social) que recibe el aporte de los trabajadores contrata médicos a los que le paga poco y con un atraso importante, hasta 8 meses, los médicos toleran y “avalan” esta situación de víctimas, victimizando a su vez a los maestros, que no pueden disponer como deberían de su obra social. ¿Adonde va a parar el dinero de lo aportado por los docentes?

Con este comentario que he usado como ejemplo, vemos como las situaciones se complejizan.

Estos hechos cotidianos sumados a muchos otros desembocan en sucesivas huelgas de docentes que la ciudadanía avala a medias o no avala “los métodos” pero “si la validez del reclamo”.

Aquí aparecería - cosa que he comentado en otro post - el lugar de los docentes y agentes de salud en esta sociedad: contener los “problemas” , “daños colaterales” o simplemente “deshechos sociales” por una remuneración mínima y sin derecho a ejercer la desobediencia, porque son no solo presionados desde el gobierno, sino lo que es peor desde la propia ciudadanía que no repara que está girando en la noria. Noria estimulada al infinito por todos los actores sociales de esta trama

Creo que la ciudadanía en su conjunto tendría que empezar a considerar diferentes metodologías de desobediencia civil para intentar salir del círculo en el cual está inmersa.
En relación a esta idea enlazo al "Manifiesto de Córdoba de 1918"

Da dolor observar como las instituciones - de un país que pudo lograr, con la fuerza de sus ciudadanos en rebeldía la Reforma Universitaria que se extendió a toda América Latina - se encuentran en el momento actual en estado de parálisis y destrucción.