miércoles, 29 de abril de 2009

POBRES LECTORES CONFUNDIDOS

LA PUNTADA PENETRANTE DE LA POESÍA

De una vez por todas hagamos algo de valor.


Arrojemos al fuego el traje inservible de poeta,

los anteojos opacos de la literatura de molde,

las estupendas manoplas de la estupidez.


Que nos perfumemos solamente con el aire.

Que nos arranquemos la sudorosa piel de los halagos.


De una vez por todas hagamos algo de valor.


Un canto que reanime a los muertos

y pase su llamarada por sobre el letargo de los escritores.


Algo de valor.


La lucidez de la poesía.

La intuición de las palabras arrojadas desde la garganta del misterio.


Basta de las rondas nocturnas

en donde se lucen las ropas más que las genialidades.


Estoy cansada de los pobres lectores confundidos.


Ante el poema

quedar encorvados como el cuello de un cisne.


Patricia Diaz Bialet de " El hombre del sombrero azul"

5 comentarios:

Xaj dijo...

La intuición de las palabras, que juega en el gesto del cisne.

Abraxo Ana.

El Observador Sarcástico dijo...

Que gran poema. Me ha encantado, me ha removido...

Un besote, Ana.

Jesús

Ana dijo...

Gracias Xaj, gracias Jesús: he leído tu última entrada y acuerdo con vos totalmente.Que gran gente tiene el pueblo español!Coño!
Un abrazo

Aaoiue dijo...

Cierto que la poesía no es algo decorativo o para babear.
Raro que mi actualizador de tu blog se quedó en Chávez. Talvez algún rollo con las fechas de publicación...
Un beso y gracias por el comentario por lo que me toca.

J. M. Rosario dijo...

Buen poema, reconfortante para quienes amamos ese estar despiertos.
Me uno a tu llamado, Ana.

Besos!