martes, 28 de julio de 2009

NORMALIDAD

En medio de la soledad de la pampa, me llegan conceptos, palabras y se me hace la mezcla acostumbrada.

Leía sobre la utopía en el blog de Rik y después de lavarme por décimo-octava vez las manos y ponerme el corticoide para la alergia que se me produjo en el intento de evitar a todo costo la gripe, que ya hemos sorteado - aparentemente, sin gravedad mayor- pero por las dudas, porque no nos hicieron el hisopado; después de haber lavado las mangas de los sueters llenos de moco por estornudar en ellas; lavarme la cara con alcohol en gel, porque sin querer me toqué un ojo con la mano sin haberla lavado y por temor a infectarme me lavé la cara con alcohol en gel, pero los ojos se irritaron un poco...no importa, la higiene y evitar la gripe A es lo cardinal en estos días. Así que, con la conjuntivitis más la queratitis más la dermatitis de las manos, me puse a reflexionar sobre la normalidad en la que afortunadamente vivimos.

Transitando las calles de mi pueblo - llorando, no por la nostalgia sino por la conjuntivitis - recordaba otras épocas en donde la utopía era lo normal.

-"¿Te acordás cuando en septiembre de 1.974 recordamos todos los alumnos del Colegio Nacional en la plaza del pueblo, el derrocamiento de Salvador Allende?"-

-“Estás cada vez más loca Ana, lo normal con sus reglas establecidas se contrapone a la definición de utopía”-

Ahora lo normal se ha subvertido para mi gusto. Pero creo oscuramente que mi gusto también se ha subvertido: el alcohol en gel se me ha ido a la cabeza ( no hablemos del paco) y ya no evalúo las cosas como corresponde. Entonces ya no sé si lo de antes era una utopía delirante no correspondiente con la realidad y lo de ahora es lo que corresponde: la norma aterradora a la que arribamos luego del descubrimiento de que la utopía era un delirio.

Renegamos de nuestras utopías y arribamos a la utopía fílmica de Hollywood de una época, con bellos finales para los rubios y rubias bellos y ricos y la muerte, el ostracismo o la cárcel para los indígenas y morochos sospechosamente hispanos. Ahora le han agregado, a la realidad, algún que otro negro para que se pueda seguir sosteniendo la utopía, pero no mucho. Negro que hace un interesante papel, el mismo que hicieron sus antecesores traídos desde Africa: esclavo del poder. Sólo que con el color que porta ayuda al sostenimiento del “sueño americano”

-“¡¡Largá el alcohol en gel!! ¡Loca! ¡¡Obama es el sueño americano cumplido!! Cualquier negro del Bronx puede ser presidente (voz en off: no importa el color si transa con los laborat…) ¡¡Callate Loca!!! Y seguí lavándote las manos que sino te agarra la gripe chancha y te condenan a varias dosis de oseltamivir”-

“- Pero es que cuando me lavo mucho las manos me pongo obsesiva y no puedo pensar!”-

-“ Justamente!!! Para eso tenés que lavarte y mucho, es que de tanto lavarte las manos y aspirar alcohol ( paco, chupar ansiolíticos, nunca otra cosa por el HIV) más las noticias, más los dobles o triples mensajes contradictorios, la cortecita que te creció en la zona frontal, y que no resuelve todo ni mucho menos, se te emboba del todo, entonces te volvés un ser híbrido: ni hombre ni animal y no podés pensar ( que es lo que define al hombre) ni disfrutar salvajemente ( que es lo que hacen los animales) y así entrás en la normalidad!!!!

Ahora vivimos en la normalidad y ya sabemos que no tenemos que salir de ella, sabemos que esto es lo esperable: que el hombre sea humano, que no alcance la categoría animal, con lo cual accede a una categoría inclasificable que por supuesto no encaja en la escala zoológica ni con vaselina.

De continuar el hombre - animal subvertido - esta carrera alcanzando la normalidad, no sólo no volverá a calificar para arañar la escala zoológica sino que además corre peligro de que la Pachamama lo desaloje y lo deje en la calle de los tiempos, en bolas.

martes, 21 de julio de 2009

¡ES LA MUERTE,CHE!

Casi nunca hablo de la muerte; aunque casi siempre hablo de ella.
Ha estado ahí desde que recuerdo. Me ha provocado diferentes sentimientos a lo largo de la vida. Horror, primero; temor, en otra etapa y una sensación de inexorabilidad, después.
Mi relación con ella no ha terminado, y espero dure muchos años todavía, con lo que supongo que seguirá produciéndome montones de sentimientos, que deberé afrontar, como corresponde.
Una familia violenta la ponía en juego insistentemente, también le dio existencia, claro. Una de las personas que más quería murió el día de mi octavo cumpleaños. Me la recordaban, persistentemente.
El hecho de haber estudiado sobre cadáveres no hizo más que enfrentarme al resultado de lo que temía, muy prematuramente.
Me dediqué durante un tiempo a luchar denodadamente contra ella, la observaba, aprendí a verla venir. Le he jugado varias pulseadas, pero la tipa gana, no hay caso. Y cuando por casualidad nomás, le ganaste un set, ni se inmuta, como aquel que tiene la certeza más absoluta de que al match, en definitiva, lo va a ganar.
Después de un tiempo caí en la cuenta de que yo le bailaba alrededor, pero ella ni se daba cuenta. Era como esos galanes que te encantaban, pero no te daban ni bola. Era el cuento del eterno retorno. Demasiado agotador.
El tiempo que dediqué a enterarme "in situ" por qué se moría determinada persona, sólo me dio la completa certeza de que por allá no estaba la cosa. Nada había en el residuo que me diera una pista. Largué los guantes, cerré la puerta de la morgue y me dediqué a otra cosa.
Tampoco ahí encontré lo que buscaba, pero me acercaba. Acopiaba datos.
Los filósofos le han dado vuelta. Le han dado vuelta al tiempo, a la nada, al ente, a la cosa en sí, al ser. La muerte participa de todas esas cosas. Constituye el límite a la desmesura del todo o nada. Es la posibilidad de límite al poder y especialmente al poder absoluto.
Encontré algunos que la han enfrentado con tal violencia, que sospecho, la desafiaban.
Acompañando duelos y haciendo los propios, aprendí a perder. Supe que siempre se pierde "hasta la propia vida". Justamente eso se pierde en definitiva. En el "mientras tanto" hay muchas cosas para hacer, casualmente vivir es una de ellas.

No voy a decir que me enamora pero ha bailado conmigo a diferentes ritmos, desde clásico y en puntas, hasta rock. No la he pasado nada mal.
Será que en algún momento diré - como cuando en plena reunión tocan timbre y es alguien, no anhelantemente esperado, pero tan conocido por todos, que uno anuncia cuando le preguntan ¿Quién es?-
"¡Es la muerte che!".

domingo, 19 de julio de 2009

SALTA.DOCTOR MIGUEL RAGONE.LA INJUSTICIA CONTINÚA.

Casualmente y hablando de Salta en una entrada anterior, a propósito de los chicos desnutridos y distróficos de esa provincia, estuve viendo un video sobre la historia de la gobernación y el asesinato del Dr Miguel Ragone (médico) Gobernador de Salta desde mayo de 1973 por voto popular, representando al Justicialismo salteño, apoyado por la J.P y amplios sectores populares.


Por cuestiones personales conocía la historia y el resultado que dejó la desaparición del entonces, ya ex gobernador Ragone, entre sus allegados- no muy diferente de las secuelas dejadas por otras desapariciones provocadas DURANTE Y POR el gobierno peronista, -encabezado por Juán Domingo Perón y luego de su fallecimiento por Isabel Martinez de Perón y adláteres - y luego de él, por las sucesivas juntas militares que nos gobernaron. ( Mala junta! Diría mi abuela).


La lucha que inició el Dr. Miguel Ragone, en contra de la pobreza estructural y la, también estructural, injusticia social, terminó con la gobernación y con la vida de Ragone y de varios colaboradores suyos, restituyendo en la Provincia, el sistema que continúa hasta el día de hoy, diezmando a sus pobladores más indefensos.


Es importante destacar que la gestión de Ragone como gobernador, fue jaqueada durante el gobierno Justicialista, la Provincia de Salta intervenida y varios colaboradores suyos, apresados y asesinados durante ese mismo gobierno, cercenando de ese modo, el propio Movimiento Justicialista, una tarea que había intentado comenzar el Dr. Héctor J. Cámpora el 25 de mayo de 1.973. Un ejemplo más del modo como el propio Peronismo en sus feroces luchas internas, desestabiliza el gobierno del país.


Según un interesante trabajo de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Salta, que recomiendo, el movimiento Justicialista posee dos carácterísticas que, a mi modo de ver, arrastra hasta la fecha:


1) Poderes discrecionales del Movimiento y su tendencia a asumir una estructura oligárquica.


2)Abandono de los fines específicos para fortalecer la auto-conservación partidaria.


El Doctor Miguel Ragone fue el único gobernador desaparecido. Desaparición que aún no ha sido debidamente esclarecida.


Como dijera el querido amigo bloguero Rik parafraseando un cántico de la época: Perón, (E)evita la patria socialista


sábado, 18 de julio de 2009

DOBLE DISCURSO, SOJA Y SAQUEO

Ante las noticias, aparecidas en los medios sobre las dificultades de la lechería en este país y sobre la superficie de hectáreas sembradas con soja. Vuelvo a subir una entrada pertinente.
Los temas lechería, ganadería, destrucción de la producción y contaminación del país me preocupan.

Hace unos cuantitos años, cuando la soja RR recién empezaba a sonar y el roundup era "el " herbicida, unos cuantos empezamos a preocuparnos: por el avance descontrolado de la soja ( y encima transgénica) en Argentina, en detrimento de otros cultivos clásicos del país y lo que es mucho peor, el desmonte de extensísimas zonas, por ej de Chaco, para sembrar soja RR, entre otros males.
El tema del desmonte viene siendo desde antes de la aparición de la soja RR, el quebracho, especie que abunda en zonas del Norte de este país cubre suelos fértiles, maravillosos para cultivo, por esa y otras razones el desmonte fué y sigue siendo masivo, con las consecuencias que no necesito explicar.
Cuando el gobierno de la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner aumentó abusivamente las retenciones a las exportaciones de soja, con la "resolución 125", esgrimió entre otras razones desalentar a los productores a la siembra de soja tomando como argumento lo que muchos veníamos viendo: "la sojización del país" y el problema de la no diversidad de cultivos. Mientras tanto y paralelamente, el gobierno de la Dra Fernandez: trababa las exportaciones de carne; permitía y permite una intermediación en la comercialización de la misma que aumenta enormemente los precios de mostrador (o sea para el consumo de la población ) sin NINGUN beneficio para los productores de carne ; mantenía el precio de la leche al productor en valores que no permiten ganancia al mismo, prometiendo subsidios a los tamberos, que nunca llegaban, con la consiguiente destrucción de la lechería en un país clásicamente lechero; no incentivaba los cultivos alternativos a la soja. Todo lo anterior se acompañaba desgraciadamente con el empobrecimiento del interior del país y una mayor concentración de la riqueza. A todo esto se le sumaba el aumento de la demanda de soja en el mundo y su precio y, LO QUE NO ES DE MENOR IMPORTANCIA las vinculaciones y estímulos del gobierno a los exportadores de soja, la mayoría multinacionales, que hacían y siguen haciendo sus negocios y ganando importantísimos dividendos QUE REPARTEN CON EL GOBIERNO Y SUS ADLÁTERES PERO NUNCA CON LA CIUDADANÍA Y MUCHO MENOS CON EL INTERIOR DEL PAIS - QUE ES QUIEN PRODUCE- Y CON AQUELLOS QUE MÁS LO NECESITAN.
Con este panorama o sea: la falta de incentivo a la producción alternativa y el estímulo por precio ( internacional) e intereses espurios ( autóctono) de la soja RR, el resultado es el que estamos viendo y repaso por si algún desprevenido no se ha dado cuenta aún: destrucción de la ganadería; destrucción de la lechería- actividades que quedan en manos de unos cuantos amigotes (subvenciones de por medio, que SI les llegan a los amigos) de la banda que le toca gobernar - ni mas ni menos que porque los hemos votado- ; poco incentivo a otros cultivos alternativos y SOJIZACION DEL PAIS, aquel mal, que relaté al principio, que, nuestra Presidenta, quería "EVITAR".
A estos males se le agregó "el remedio" de una movilización popular destinada a evitar la resolución 125, "conducida" por una "mesa de enlace" agropecuaria, que LO ULTIMO QUE DEFENDIÓ FUE EL INTERES DE LOS PRODUCTORES Y LO PRIMERO QUE LOGRÓ FUE LA DEFENSA DE LOS GRANDES GRUPOS EXPORTADORES DE GRANOS.
El resultado MÁS Y MÁS Y MÁS SOJA - con la pérdida de una fuerza de movilización que en lugar de reclamar por una política agropecuaria EN SERIO, se gastó en la derogación de una resolución que sólo benefició a unos pocos - y la certeza de que miembros del gobierno con un doble discurso flagrante- con el cual proclaman proteger la "mesa de todos los Argentinos" y "los mas necesitados" protegiendo en realidad, el interés de un grupo de empresarios, sindicalistas, amigos y aún oposición, en una clara continuidad política de pandillas gobernantes que los precedieron- continúan profundizando el modelo de saqueo del país, maquillando a este gobierno de progresista amparándose en una "lucha en defensa de los derechos humanos"- necesaria y meritoria- que se vacía dramáticamente de contenido si esos mismos "derechos humanos" no se aplican a los habitantes actuales del país que están sufriendo necesidades extremas.

miércoles, 15 de julio de 2009

LOS ENANOS




El tema de los enanos nutricionales, versus los enanos raciales - clasificaciones ambas, aparentemente contrapuestas y espeluznanates, si las hay – me ha dejado pensando.


Tenemos en nuestro norte ( y no sólo en el norte) una nueva raza: la de los enanos.


Argentina en su efecto de crisol, ha dado lugar a enanos.


En estos años de expoliación, se nos han encogido muchas cuestiones: la ética; la estética; la salud pública; la salud mental; el sentido común; el sentido del ridículo y también algunos ciudadanos se han visto beneficiados con una característica irreversible: no crecen, porque no comen.


Este país en su conjunto, imagino, será merecedor del premio Nobel ( de física, medicina o biología en la rama de genética; no me queda claro) premiando esta experiencia interesante y dificultosamente llevada a cabo - teniendo en cuenta los pocos recursos con que el país cuenta – logrando generar enanos en serie.


Este descubrimiento puede generar múltiples beneficios : se pueden lograr interesantes dividendos en el ámbito circense, exportando enanos; cobrando, como corresponde, las retenciones a la exportación; ingresos que - re-distribución de la riqueza mediante - permitirían la llegada del alimento a la mesa de todos los argentinos; incluyendo a los de Salta, claro está.


Se podría asesorar a otros países con poblaciones excesivamente corpulentas, para lograr reducir el tamaño de sus ciudadanos; de este modo, mitigar los problemas habitacionales.


Se podría, capitalizando nuestra experiencia, asesorar a países con super población. Sabido es que las personas de escasa talla ocupan menos lugar.


Pero el peligro más inminente que corre nuestra población salteña y enana, es la privatización. Parece ser, que el Servicio de Recuperación Nutricional del Hospital de Niños, Jesús de Praga de la ciudad de Salta - único centro que monitorea a nuestros enanos desnutridos - será gerenciado por manos privadas. Con lo cual los beneficios que el estado podría obtener con el usufructo de tan magno logro, será gerenciado por la Fundación Santa Tecla, que desde hace ocho años gerencia el Nuevo Hospital Materno.

La fundación Santa Tecla o red Santa Tecla, al parecer, gestiona un grupo de centros sanitarios en Tarragona, España. ( Si alguien conoce en profundidad el accionar de dicha fundación, se agradecen datos).

Corremos el riesgo de que el estado Español - en claro gesto de rivalidad por la cantidad de ciudadanos de esa nacionalidad que nuestro país ha absorbido- esté tramando, arrebatarnos nuestros enanos sin pagar las retenciones e impuestos correspondientes; lo que obligaría al estado Argentino al cabo de largos años a una re estatización de enanos; haciéndonos cargo además, de los pasivos generados por éstos. ( Tener en cuenta la experiencia de Aerolíneas Argentinas)


En este país hasta los servicios dedicados a la recuperación de los efectos del hambre se privatizan.


Llegará el glorioso día, en que se pagará un canon por ser desnutrido: El impuesto a la desnutrición agregada - I.D.A. que al modo del I.V.A. con el que se grava hasta a los consumos básicos y lo pagan inclusive los que nada tienen - podría recaudarse entre los portadores de desnutrición crónica..Se podría sugerir a los señores legisladores, presenten proyectos en esta línea; porque gravar la renta financiera, por ejemplo, puede resultar un acto de injusticia; que sólo conduciría a la destrucción de la trama ecónomica y social del país.


El mapa que aparece en la imagen pertenece al porcentaje de población viviendo por debajo del umbral de la pobreza, determinado en cada país. La información pertenece a Wikipedia.



domingo, 5 de julio de 2009

EL TRATADO DEL INUTIL COMBATE

".....-¿Qué piensa usted del sermón del padre Paneloux, doctor?

La pregunta había sido formulada con naturalidad y Rieux respondió con naturalidad también.

-He vivido demasiado en los hospitales para gustarme la idea del castigo colectivo, pero, ya sabe usted, los cristianos hablan así a veces, sin pensar nunca realmente. Son mejores de lo que parecen.

-Usted cree, sin embargo, como Paneloux, que la peste tiene alguna acción benéfica, ¡que abre los ojos, que hace pensar!

-Como todas las enfermedades de este mundo. Pero lo que es verdadero de todos los males de este mundo lo es también de la peste. Esto puede engrandecer a algunos. Sin embargo, cuando se ve la miseria y el sufrimiento que acarrea, hay que ser ciego o cobarde para resignarse a la peste.

Rieux había levantado apenas el tono, pero Tarrou hizo un movimiento con la mano como para calmarlo. sonrió.

-Sí -dijo a Rieux alzando los hombros-, pero usted no me ha respondido. ¿Ha reflexionado bien?

Tarrou se acomodó un poco en su butaca y dijo:

-¿Cree usted en dios, doctor?

También esta pregunta estaba formulada con naturalidad, pero Rieux titubeó.

-No, pero, eso ¿qué importa? yo vivo en la noche y hago por ver claro. Hace mucho tiempo que he dejado de creer que esto sea original.

-¿No es eso lo que le separa de Paneloux?

-No lo creo. Paneloux es hombre de estudios. No ha visto morir bastante a la gente, por eso habla en nombre de una verdad. Pero el último cura rural que haya oído la respiración de un moribundo pensará como yo. Se dedicará a socorrer las miserias más que a demostrar sus excelencias.

Rieux se levantó, ahora su rostro quedaba en la sombra.

-Dejemos esto –dijo-, puesto que no quiere usted responder. Tarrou sonrió sin moverse de la butaca.

-¿Puedo responder con una pregunta?

El doctor sonrió a su vez.

-Usted ama el misterio, vamos.

-Pues bien -dijo Tarrou-, ¿por qué pone usted en ello tal dedicación si no cree en dios? Su respuesta puede que me ayude a mí a responder.

Sin salir de la sombra, el doctor dijo que había ya respondido, que si él creyese en un dios todopoderoso no se ocuparía de curar a los hombres y le dejaría a dios ese cuidado. Pero que nadie en el mundo, ni siquiera Paneloux, que creía y cree, nadie cree en un dios de este género, puesto que nadie se abandona enteramente, y que en esto por lo menos, él, Rieux, creía estar en el camino de la verdad, luchando contra la creación tal como es.

-¡Ah! -dijo tarrou-, entonces, ¿esa es la idea que se hace usted de su oficio?

-Poco más o menos -dijo el doctor volviendo a la luz.

Tarrou se puso a silbar suavemente y el doctor se le quedó mirando.

-Sí -dijo-, usted dice que hace falta orgullo, pero yo le aseguro que no tengo más orgullo del que hace falta, créame. Yo no sé lo que me espera, lo que vendrá después de todo esto. Por el momento hay unos enfermos a los que hay que curar. Después, ellos reflexionarán y yo también. Pero lo más urgente es curarlos. Yo los defiendo como puedo.

-¿Contra quién?

Rieux se volvió hacia la ventana. adivinaba a lo lejos el mar, en una condensación más oscura del horizonte. sentía un cansancio inmenso y al mismo tiempo luchaba contra el deseo súbito de entregarse un poco a este hombre singular en el que había algo fraternal, sin embargo.

-No sé nada, Tarrou, le juro a usted que no sé nada. Cuando me metí en este oficio lo hice un poco abstractamente, en cierto modo, porque lo necesitaba, porque era una situación como otra cualquiera, una de esas que los jóvenes eligen. acaso también porque era sumamente difícil para el hijo de un obrero, como yo. Y después he tenido que ver lo que es morir. ¿Sabe usted que hay gentes que se niegan a morir? ¿Ha oído usted gritar: "¡jamás!" a una mujer en el momento de morir? Yo sí. Y me di
cuenta en seguida de que no podría acostumbrarme a ello. Entonces yo era muy joven y me parecía que mi repugnancia alcanzaba al orden mismo del mundo. Luego, me he vuelto más modesto. Simplemente, no me acostumbro a ver morir. No sé más. pero después de todo...

Rieux se calló y volvió a sentarse. sentía que tenía la boca seca.

-¿Después de todo? -dijo suavemente Tarrou.

-Después de todo... -repitió el doctor y titubeó nuevamente mirando a Tarrou con atención-, esta es una cosa que un hombre como usted puede comprender. ¿No es cierto, puesto que el orden del mundo está regido por la muerte, que acaso es mejor para dios que no crea uno en él y que luche con todas sus fuerzas contra la muerte, sin levantar los ojos al cielo donde Él está callado?

-Sí -asintió Tarrou-, puedo comprenderlo. Pero las victorias de usted serán siempre provisionales, eso es todo.

Rieux pareció ponerse sombrío.

-Siempre, ya lo sé. Pero eso no es una razón para dejar de luchar.

-No, no es una razón. pero me imagino, entonces, lo que debe de ser esta peste para usted.

-Sí -dijo Rieux-, una interminable derrota.

Tarrou se quedó mirando un rato al doctor, después se levantó y fue pesadamente hacia la puerta. rieux le siguió. Cuando ya estaba junto a él, Tarrou, que iba como mirándose los pies, le dijo:

-¿Quién le ha enseñado a usted todo eso, doctor?

La respuesta vino inmediatamente.

-La miseria.

Albert Camus. La peste.

sábado, 4 de julio de 2009

SALUD PUBLICA

El tema de la gripe porcina, gripe A (H1N1) o cómo quieran llamarla, me tiene preocupada. No la gripe en sí. Ni el virus, ni la enfermedad; bueno, me preocupa como toda otra enfermedad de leve a moderada.

Me preocupa la cantidad de implicaciones, la enorme cantidad de “dimes y diretes” que aparecieron en relación a este virus y sus efectos.



Hace mucho tiempo, muchos, venimos diciendo que el sistema de salud viene haciendo agua.



Hace mucho tiempo, muchos, venimos diciendo que la educación, es el mejor modo de lograr que los ciudadanos tengan la capacidad de tomar conciencia, de cual es la mejor forma de cuidarse ante una epidemia, ante una enfermedad -como el HIV- o ante los discursos emitidos por los políticos.



Hace mucho tiempo, muchos dijimos que la educación debe ser pública, indefectiblemente.



Hace mucho tiempo muchos pensamos que la educación merece políticas de educación sustentables en el tiempo



Hace mucho tiempo, muchos creemos que una ciudadanía educada, no es rentable para la casta política de estos lares.



Hace mucho, muchos dijimos que la salud debe ser pública..



Hace mucho tiempo venimos diciendo que las acciones en salud requieren políticas de salud, que deben ser sostenidas en el tiempo.



Hace mucho tiempo, muchos decimos que la pobreza, la mala alimentación, las condiciones de vida por debajo del nivel de la pobreza, generan enfermedades… de la pobreza, o gatillan y/o agravan otras que no son de la pobreza.



Hace mucho tiempo que muchos decimos que los agentes de salud trabajan en condiciones pésimas, pésimamente remunerados, y que – en gran parte- de su abnegación ( sí abnegación) depende el funcionamiento de los servicios públicos.



Hace mucho tiempo que esos mismos médicos para poder sobrevivir ( sí sobrevivir) deben aceptar contubernios de laboratorios de productos medicinales y de centros de diagnóstico.



Hace mucho tiempo que el sistema privado-medicinas prepagas- lucra en forma infame con el trabajo de los médicos y con lo que pagan los afiliados.


Hace mucho tiempo que algunos sindicalistas lucran -en beneficio propio y del aparato sindical- con los aportes cautivos de los trabajadores.



Hace mucho tiempo que muere gente de Chagas en este país.



Hace mucho tiempo que muere gente de tuberculosis en este país.



Hace mucho tiempo que mueren más chiquitos - de los que deberían - de bronquiolitis y neumonías en este país.



Hace mucho tiempo que se caen algunos techos de algunos servicios de internación de algunos hospitales y que los pacientes alli internados ayudan a mover las camas.



Hace mucho tiempo que madres con sus hijos o señoras solas, u hombres viejos o no tan viejos hacen larguísimas colas, enfermos, a veces terminales, para conseguir medicación o un estudio específico, en muchos hospitales.



Hace mucho tiempo que un grupo de gente, enferma, derrotada, deambula por los hospitales de este país, en su último peregrinar, tal vez, por una vida en donde la suerte no les fue propicia.



Hace mucho tiempo que me da lástima ser médica.