domingo, 5 de julio de 2009

EL TRATADO DEL INUTIL COMBATE

".....-¿Qué piensa usted del sermón del padre Paneloux, doctor?

La pregunta había sido formulada con naturalidad y Rieux respondió con naturalidad también.

-He vivido demasiado en los hospitales para gustarme la idea del castigo colectivo, pero, ya sabe usted, los cristianos hablan así a veces, sin pensar nunca realmente. Son mejores de lo que parecen.

-Usted cree, sin embargo, como Paneloux, que la peste tiene alguna acción benéfica, ¡que abre los ojos, que hace pensar!

-Como todas las enfermedades de este mundo. Pero lo que es verdadero de todos los males de este mundo lo es también de la peste. Esto puede engrandecer a algunos. Sin embargo, cuando se ve la miseria y el sufrimiento que acarrea, hay que ser ciego o cobarde para resignarse a la peste.

Rieux había levantado apenas el tono, pero Tarrou hizo un movimiento con la mano como para calmarlo. sonrió.

-Sí -dijo a Rieux alzando los hombros-, pero usted no me ha respondido. ¿Ha reflexionado bien?

Tarrou se acomodó un poco en su butaca y dijo:

-¿Cree usted en dios, doctor?

También esta pregunta estaba formulada con naturalidad, pero Rieux titubeó.

-No, pero, eso ¿qué importa? yo vivo en la noche y hago por ver claro. Hace mucho tiempo que he dejado de creer que esto sea original.

-¿No es eso lo que le separa de Paneloux?

-No lo creo. Paneloux es hombre de estudios. No ha visto morir bastante a la gente, por eso habla en nombre de una verdad. Pero el último cura rural que haya oído la respiración de un moribundo pensará como yo. Se dedicará a socorrer las miserias más que a demostrar sus excelencias.

Rieux se levantó, ahora su rostro quedaba en la sombra.

-Dejemos esto –dijo-, puesto que no quiere usted responder. Tarrou sonrió sin moverse de la butaca.

-¿Puedo responder con una pregunta?

El doctor sonrió a su vez.

-Usted ama el misterio, vamos.

-Pues bien -dijo Tarrou-, ¿por qué pone usted en ello tal dedicación si no cree en dios? Su respuesta puede que me ayude a mí a responder.

Sin salir de la sombra, el doctor dijo que había ya respondido, que si él creyese en un dios todopoderoso no se ocuparía de curar a los hombres y le dejaría a dios ese cuidado. Pero que nadie en el mundo, ni siquiera Paneloux, que creía y cree, nadie cree en un dios de este género, puesto que nadie se abandona enteramente, y que en esto por lo menos, él, Rieux, creía estar en el camino de la verdad, luchando contra la creación tal como es.

-¡Ah! -dijo tarrou-, entonces, ¿esa es la idea que se hace usted de su oficio?

-Poco más o menos -dijo el doctor volviendo a la luz.

Tarrou se puso a silbar suavemente y el doctor se le quedó mirando.

-Sí -dijo-, usted dice que hace falta orgullo, pero yo le aseguro que no tengo más orgullo del que hace falta, créame. Yo no sé lo que me espera, lo que vendrá después de todo esto. Por el momento hay unos enfermos a los que hay que curar. Después, ellos reflexionarán y yo también. Pero lo más urgente es curarlos. Yo los defiendo como puedo.

-¿Contra quién?

Rieux se volvió hacia la ventana. adivinaba a lo lejos el mar, en una condensación más oscura del horizonte. sentía un cansancio inmenso y al mismo tiempo luchaba contra el deseo súbito de entregarse un poco a este hombre singular en el que había algo fraternal, sin embargo.

-No sé nada, Tarrou, le juro a usted que no sé nada. Cuando me metí en este oficio lo hice un poco abstractamente, en cierto modo, porque lo necesitaba, porque era una situación como otra cualquiera, una de esas que los jóvenes eligen. acaso también porque era sumamente difícil para el hijo de un obrero, como yo. Y después he tenido que ver lo que es morir. ¿Sabe usted que hay gentes que se niegan a morir? ¿Ha oído usted gritar: "¡jamás!" a una mujer en el momento de morir? Yo sí. Y me di
cuenta en seguida de que no podría acostumbrarme a ello. Entonces yo era muy joven y me parecía que mi repugnancia alcanzaba al orden mismo del mundo. Luego, me he vuelto más modesto. Simplemente, no me acostumbro a ver morir. No sé más. pero después de todo...

Rieux se calló y volvió a sentarse. sentía que tenía la boca seca.

-¿Después de todo? -dijo suavemente Tarrou.

-Después de todo... -repitió el doctor y titubeó nuevamente mirando a Tarrou con atención-, esta es una cosa que un hombre como usted puede comprender. ¿No es cierto, puesto que el orden del mundo está regido por la muerte, que acaso es mejor para dios que no crea uno en él y que luche con todas sus fuerzas contra la muerte, sin levantar los ojos al cielo donde Él está callado?

-Sí -asintió Tarrou-, puedo comprenderlo. Pero las victorias de usted serán siempre provisionales, eso es todo.

Rieux pareció ponerse sombrío.

-Siempre, ya lo sé. Pero eso no es una razón para dejar de luchar.

-No, no es una razón. pero me imagino, entonces, lo que debe de ser esta peste para usted.

-Sí -dijo Rieux-, una interminable derrota.

Tarrou se quedó mirando un rato al doctor, después se levantó y fue pesadamente hacia la puerta. rieux le siguió. Cuando ya estaba junto a él, Tarrou, que iba como mirándose los pies, le dijo:

-¿Quién le ha enseñado a usted todo eso, doctor?

La respuesta vino inmediatamente.

-La miseria.

Albert Camus. La peste.

35 comentarios:

LUNA dijo...

Es un pasaje precioso de una conversación de la razón versus la utopia...
Me lo leeré una par de veces más, pensaré y volveré.
Un besito

LUNA dijo...

La grandeza de los médicoa, es sin duda, saber que las vitorias son efímeras, pero siempre luchan por ganar a la muerte.
Aunque la vean mil veces, dá igual, siguen luchando, unas veces con más´´animo, con más alegria, y otras, ante una peste, pues como humanos que son, a veces con desánimo. Pero ahí estáis.
Y sois admirables.
Creo que nadie se acostumbra, por muchos años que ejerza la medicina a ver la muerte llevarse a niños, jóvenes y viejos.
Y sabemos que es algo inexorable.
Cuando uno nace, ya lleva la muerte a su lado, sin saber, cuando ejercerá su poder.

Pero aun sabiendo que todos hemos de morir, lo que debe ser muy frustante para un médico es ver morir a la gente, cuando con un poco más de medios, de organización de algo que se les escapa de las manos, podrían evitarlo.

Yo tampoco acierto a ver claros los designios divinos. Para mi son un misterior.
¿Porque un niño nace, con una enfermedad dolorosa para sufrir y morir sin haber disfrutado de la vida?
¿Que piedad hay en ello?
Cuando no se pueden explicar las cosas con la razón, acuden las palabras mágica...Dogma de fé.
Pues me.... en los dogmas...

Eso de los dogmas es muy cómodo...

Pero querida Ana, no desfallezcáis, sois la profesión más noble del mundo. La que ayuda de verdad, sin dogmatismos.
Estudiando, investigando, estando ahí, en primera fila, al lado de los enfermos, que ven en vosotros el alivio de sus males. Aunque ya sabemos que no sois Dios.
¿Hace falta?
Un besito

Aaoiue dijo...

("*La peste es uno de mis libros preferidos, o debería decir uno de los libros que creo que están bien escritos y que están escritos desde un impulso noble y una inquietud vital real, concreta.

Hay tres grupos de profesionales que saben bastante de las miserias humanas (aunque no sé si existen miserias divinas ni miserias animales y por lo tanto empleo en vano un epíteto). Son: los que trabajan en las prisiones, los que trabajan en las escuelas y los que trabajamos en los hospitales. No me gustaría llegar a través del espléndido diálogo que presenta Camus -entre dos individuos, cada cual con su historia- a conclusiones de grupo y otros... ¿"corporativismos"?, por mucho que los impregnemos de un halo más o menos romántico o de pureza.
Me alargaría mucho, pero con el planteamiento que esbozo ya es más que suficiente.
Un beso, Dra. Ana")

Ana dijo...

Queridas: La peste es también uno de los libros que puedo leer y releer
(casi todo Camus en realidad)
Tampoco creo que hay que llegar a conclusiones, sólo dejar que se delice el diálogo.
Agradezco tanto a los poetas, escritores, ellos escriben por mí, dicen cómo yo no puedo!
Un beso grande

Ana dijo...

Fe de erratas:dicen como yo no puedo

Ricardo Musso dijo...

Me divierten los ateos que entran en diálogos de “razón y sin razón” sobre los verdaderos designios de dios.
Se ponen más metafísicos que los creyentes!.
Será por eso que prefiero mi agnosticismo. Yo invertiría un segundo de mi vida es temas de “sin razón”!.

¿Será que un médico - que colabora para que un sujeto sane y se reincorpore a su vida cotidiana - recuerda todos aquellos que no lo lograron?.
Y atención que dije: “colabora” y no “sana”; y también “que no lo lograron” y no “que se le murieron”.

La medicina, la psiquiatría, la psicología, que trabajan directamente con sujetos padecientes – sufrientes -, solo son técnicos que aplican los saberes que los científicos básicos demostraron como los mejores para INTENTAR que los sujetos dejen de sentir ese dolor.
A veces les sale bien, y a veces mal.

Por supuesto que no estoy queriendo significar que - cuando les sale bien o les sale mal -, fue debido a alguna DETERMINACION DIVINA, pero tampoco A ELLOS (los técnicos); depende exclusivamente del sujeto padeciente, que quiere estar mejor.

Otro tanto sucede en el plano de los cambios sociales.
Si pensamos que esos cambios se deben a los PORDERES DIVINOS, o de ALGÚN LÍDER; me parece que estamos interpretando mal la realidad.

Los sujetos cambian CUANDO TOMAN LA DETERMINACIÓN DE HACERLO, solo les alcanzará con un poco de “colaboración” de esos técnicos.
Otra cosa es que los técnicos tengan a disposición, lo mínimo necesario para hacerlo!, y eso es, por lo general, lo que más falla!.

Pero ello no debiera “avergonzarte” de tu profesión, como escribiste los otros días, amiga. Ello debe comunicárselo claramente a los padecientes, para que sean ellos mismos los que cambien la realidad (o su familiares, si es que no se pueden incorporar…jajaja).

Besos.
Rik

Ana dijo...

Hola Riki: no me "averguenzo", nunca he dicho eso. Hace tiempo me da lástima ser médica; eso he dicho.
De muchas otras cosas me da lástima. Mucha lástima.
Un beso, gracias por venir.

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Tenés razón, gracias por responderme porque me da pie a hacer una doble Fe de Erratas entonces:

Donde digo:
“Yo invertiría un segundo de mi vida es temas de “sin razón”!.”

Debe leerse:
“Yo no invertiría un segundo de mi vida es temas de “sin razón”!.

Y donde digo:
“Pero ello no debiera “avergonzarte” de tu profesión…”

Debe leerse:
“Pero ello no debiera darte “lástima” tu profesión…”.

Que no te de “lástima” corazón…, ni la salud de la población, ni ninguna otra cosa, aunque lo que se observe es dolor…, la lástima es un sentimiento inútil, no modifica nada de la realidad!
Bah…, que te tengo que venir yo a decirte esto!

Mañana sacaré una nueva publicación en mi sitio.
No te asustes porque parece muy extensa, pero no lo es tanto.
Ahí saldrás “escrachada”, junto con la Lew, jajaja!

Besos.
Rik

Ana dijo...

Riki:
Entre las cosas que me dan lástima, están la pobreza estructural de este país y la degradacion del sistema sanitario.
Entre lo que me da verguenza, ajena, es que muchos ciudadanos, en connivencia con los poderes de turno oculten la pobreza, la miseria, la carencia y el sufrimiento de miles de compatriotas.

Hago la aclaración para discriminar lo que que me da "lástima" de lo que me da "verguenza", y que quede claro.
Otro beso.

Ana dijo...

Gracias Riki, otro beso!

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Bien dice la amiga Marta, Aaoiue, de las tres "instituciones" de control social y de sus trabajadores, porque en definitiva son instituciones de control social y político de la gente. Como muestra y demuestra el largo estudio de uno de mis amores intelectuales más apasionados: Michael Foucault, gran conocedor del humano género en esas miserias de Hospital, Escuela, Cárcel (ver, por ejemplo, su “Vigilar y castigar” y etc.)... Sólo con recordar, en sus estudios, de las morfologías de esos lugares y comparativas de las mismas que tienen características comunes: se erigen como lugares acotados, cerrados, vallados, verjas, muros infranqueables, distanciadas del exterior, da indicios de la miseria de sus constructores, y la intención de los mismos, por ejemplo, o de sus preocupaciones por el control del cuerpo, del alma de los docentes, de la libertad administrada fuera...
Por otra parte han sido, desde siempre, objeto de mis preguntas sobre el género humano en esta sociedad, y de mi acercamiento a conocerlos en fondo y forma, y como soy extremadamente formalista, pues siempre veo el el fondo la forma y viceversa. No esas tontás de separaciones espíritu/material, todo es uno...

En cuanto a “La peste” en la trama y temas tengo un pero: el humor está ausente, y eso es pega grande, ya que el humor no falta ni en la más tremenda tragedia clásica griega, que es donde se analiza y pone en solfa literaria la condición humana de manera clásica. Ya que la literatura no es verdad ni espiar la realidad o la verdad para reproducirla con fulgor y frenesí... Y para mí, y los cánones y valores literarios más exigentes (ya sé que el personal confunde literatura con pregón moralino, sentencia moralizante, soflama éticosocial, cantamañanería amañada y otros sucedáneos...) la falta de humor, mínimo, sutil, adecuado, en cualquier obra literaria, es falta de valor...
Se me olvida que también el humano género y sus miserias acontecen, con esa espectacularidad de Cárcel, Escuela y Hospital en Palacio, o sea, en esa recóndito, apartado y amurallado lugar (lo mismo que los otros en eso del "apartamiento" y separación, también atalaya) donde viven los que mandan sobre los otros, los de la política, los guerreros, porque el Cuartel también es la institución que realmente marca la pauta de todas ellas... Con no hablar del Convento o del Club inglis..., que esa es otra, mis queridas y queridos lectores...

Besos libres desde Casa...

Ana dijo...

Agus: Comparto tu admiración por Foucault. Creo que es en "la vida de los hombres infames" donde Foucault hace una reseña maravillosa de la distorsión de la profesión médica.

Efectivamente, el humor está ausente en "la peste" y en casi todo Camús. Es valioso poder agregárselo; a la vida sobre todo.
Uf! Comparto casi todo o que decís!
Un beso a colocar, desde arriba del limonero, está lleno de limoncitos...claro lleno de qué estaría no??

LUNA dijo...

Ana, yo sin embargo, ADEMÁS, por todas esas razones, todavía os admiro más. (a todos los médicos)

El mismo médico, con la misma formación, con los mismos principios, tiene más mérito, en cuanto a empeño y voluntad en un suburbio o en un pais pobre, que en un gran hospital de un país del primer mundo!!!
Tiene doble mérito, porque para obtener el mismo resultado, su trabajo, su voluntad, su entrega, es doble.

Trabajar con pocos recursos siempre es duro.
Pero Ana, como bien dice Rick, los medios son los que hay... y los que tienen que luchar para que eso cambie, somos todos.
Y cuando digo somos, me refiero a todos. De aqui y de allá.

Pero hay un orden de prioridades en el reparto de los gastos de un país...
Y no siempre reciben los que más necesitan.
Pero eso ya se llama... política.
Un besito.
Tienes mi admiración.

Isabel Estercita Lew dijo...

Ana, no tengo palabras para agradecerte lo que sentí al leer tu entrada. Voy a tratar de explicarte, primero, estoy muy emocionada porque trajiste a Camus. Segundo porque tu sensibilidad y sabiduría al elegir justamente este fragmento del libro.
Tercero, porque amo a Camus y lo tenía olvidado y la lectura de ciertos escritores me produce mucha felicidad.
Ahora mismo voy a buscar el libro.

"-¿Quién le ha enseñado a usted todo eso, doctor?

La respuesta vino inmediatamente.

-La miseria."

Este diálogo es simplemente sublime.

Gracias Ana, me ayudaste a cambiarle la energía a mi día.

Estercita

Ana dijo...

Bob Martin:
Pego un mail que recibí de un querido amigo canadiense Bob, que, como muchos amigos me escriben sus coments a mi correo. Quería compartir su comentario...Está en inglés. Y pegar las fotos de chicos africanos que me envía, se puede usar el traductor para leerla.

Hello Ana

Today I found myself with not much to do (it is raining again) so I went to your Blog and translated to English only a few of your well written articles in my attempt to understand perhaps one of your concerns and frustrations with society. That is the disgraceful treatment of the deprived citizens by local, national and world governments.

I do not have the literary gift of words as you Ana to express myself, however I also feel the same frustration in the treatment of the poor people by society and governments.

I travel not simply as a holiday but I seek some knowledge and understanding of how people in different countries cope and live in a struggling third world economy. I do not feel pity or fear of these poor people because that would not help their cause. But I feel real sadness and sympathy in their standard of living because I know that governments could make a big change in the lives of these people if only politicians actually took the time to walk through the ghettos where the under privileged live.

Every person in the world deserves food, shelter and clothing. They should have the right to education, health care and most of all love from those who have the luxury of living at a much higher standard. We should help these people to live to their maximum potential.

Your thoughts and comments in your articles have real validity.

I wish to do something positive to help those starving and desperate people. I do not wish to contribute to large charity organizations because I feel that a very high percentage of money collected goes for administration rather than the very people it was designed to help.

I have contemplated establishing a very small charity to help orphaned and under privileged kids somewhere in the world. I have not formulated a plan of how this charity would function but I wish to help these young children with housing, food, clothing, education, and health care. And to do this with love and understanding. Perhaps in the beginning it would only be able to accommodate 12 kids but hopefully grow to helping 30 or more children. I am not a rich person but I know some companies that maybe willing to donate for such a just cause. The children are the future of the world and if we wish political changes for the good of humanity we mush start with the children.

I have been very fortunate to have travelled the world and have meet many children that desperately require assistance. Now is my turn to give back for the kindness of all the kids have shown me.

I do not view the colour of a persons skin but rather the kindness in their heart, the smile on their face and the potential that these children can be great citizens one day.

Perhaps, Ana you may wish to consult with me in to establish such a charity. The charity could help kids in Argentina or orphaned children in Africa or children almost anywhere in the world.

Well Ana I am not a man of many words but I do have a true compassion towards helping the needy children.

I can certainly see that you are a very busy lady with writing your articles for your blog, answering the many comments to your interesting publications, your normal medical work and your family.

You are an interesting, informative and beautiful lady Ana

Keep up the the great work.

Many kisses

Bob

Attached: 2 great kids in Timbuktu, Mali, West Africa


Thanks Bob!!
a bigggg kisss for you darling.

Ana dijo...

Hi Bob! Comment here the next, please! Do it in English. It doesn´t matter.
Another kiss

Ana dijo...

Estercita querida, efectivamente ese diálogo es realmente sublime. Me engancho con Camus, lo releo y releo. Me alegro que te haya gustado.
Buena idea la de escribir algo sobre mi experiencia en mi pueblo; la tengo tan incorporada, que tuve que analizar años más tarde que la integración que allí se dada no era la norma.
Tengo montones de anécdotas que me son carissimas, y algunas francamente divertidas, como diversas festividades en el templo en donde los que no hablábamos ydish tratábamos de imitar, cuando se cantaba, para cantar algo parecido...un desastre. O los ingentes esfuerzos de la abuela de una gran amiga que quería que su nieta "emparejara" con chico judío...le salió mal pobre, mi amiga tenía especie de alergia por sus paisanos. ¿ Te suena?
En fin, miles de recuerdos.
Un besote.

Ana dijo...

Lunita querida: Si algo me preocupa de esta "pandemia", además de la enfermedad en si, es el sobrecargo de tantos y tantos médicos que están en la primera linea, con cantidades de consultas, mal dormidos.
Hoy salió un artículo en un diario de acá, sobre la desnutrición en el norte. Esto agrava las patologías.
Te pego el enlace.
Un beso iaia REINA
Enlace

Yo y mi otro yo dijo...

Me gusto el final...

Saludos

LUNA dijo...

Ana, nunca me imaginé, que lo que he leído, esté pasando en Argentina.
Es muy preocupante, pues pienso que vosotros no sois el furgón de cola de los países centro-y Sur Americanos-

Que pasará con los otros países?
Pero en Europa, las cosas no se conocen así.

En las distintas casa que he vivido he tenido ayuda en la casa de señoras de Uruguay, Colombia, Perú y Ecuador (la de Ecuador es la mayor colonia en España) y todos me dicen que cuando llegan aqui, lo primero que les llama la atención es la cantidad de cosas que tiramos a la basura y que los frigorificos de casa, siempre están llenos.

Pero,claro, lo que he leido me ha dejado sobrecojida...
Hambruna en Argentina!!!! no me lo podía imaginar!!!

Bueno, cariño, ánimo. Ojalá haya mucha gente como tu....
Un besito

Isabel Estercita Lew dijo...

Ana, yo creo que debes tener anécdotas como para un libro! Eso de imitar el ydish yo aún lo sigo haciendo, mi mamá recuerda muchas canciones y le gusta cantar, yo le hago el coro en una fonética de mi propia invención porque me divierte mucho imitar dialectos, lenguas y sonidos. (jaja grandota boluda)
Cambiando radicalmente de tema, mandé el link que le dejaste a Luna sobre Salta a la Redi, (Red por el derecho de las personas con discapacidad) La idea es ver que se puede hacer desde el área legal, como presentar recursos para obligar al estado provincial y nacional a tomar cartas en el asunto. Me comentó una compañera que ayer lo mostraron en TN, como no miro tele no me enteré. Ya te contaré si conseguimos avanzar en algo.
Besitos
Estercita

Ana dijo...

Luna, querida, hay desnutrición en mi país; desinformación, en mi país; des-educación, en mi país; pérdida de sentido común en mi país; hay una gripe nueva, leve, en mi país, que está siendo manipulada, medicada y sobre medicada para que que ALGUIENES ganen con ella; hay des-gobierno en mi país; hay feroz lucha por el poder en mi país; lucha en la que quedamos atrapados 40 millones de personas...
Un beso grande Lunita.

Ana dijo...

Estercita, tampoco miro tele...me dan náuseas...pero están dándole manija a esta gripe y los verdaderos problemas estructurales nadie los resuelve....
Un besote

Malo Malísimo dijo...

Jooo, tengo que buscar el libro, sé que está por ahí en alguna estantería y volver a leerlo, hace tantos años ya, hasta olvidé el francés de no practicarlo, leí la peste cuando estudiaba francés, después... lo olvidé. ¿Como van las cosas por ese hemisferio ? ¿Que tal con la Gripe?
Espero que bien, no trabajes mucho, justo lo necesario para sentirte bien. Y no dejes que el pesimismo te gane la batalla, ya se que en realidad un pesimista no es sino un optimista bien informado pero no se es más feliz. Besos.

Ana dijo...

Hola Malo: aquí estamos en "cuarentena", con las clases suspendidas y con poca actividad. La gripe A H1N1 está demostrando ser, hasta ahora, una enfermedad leve, con elevada contagiosidad por la falta de inmunidad de la población al tratarse de un virus que ha mutado.
Al ser básicamente escéptica, no me afecta demasiado en mi ánimo lo que sucede, que es bastante grotesco, por cierto. Tengo en general, un caràcter alegre y bastante bromista...a veces demasiado, jejeje.
Un beso grande!

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Anita!!!

Solo pasé a dejarte un beso…, aunque me acuerdo de las medidas preventivas contra la gripe porcina y no se si es recomendable que lo haga!

Ma´si Te lo dejo igual!

Beso!
Mmmmmmmmm…. Que sabor a limón… riquísimo!

Rik

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amiga Ana:

Se hace necesario, por lo que dices, redimir el pasado y transformar todo "así fue" en un "¡así lo quise yo!" como nos sugeriría Nietsche.

Recibe un muy fuerte abrazote amiga.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Suscribo las opiniones de nuestro Malo Malísimo, como siempre tan acertado.

Lo de la Gripe A parece que se está cobrando algunos muertos más de lo que en un principio se estimaba. No obstante son más los que mueren en accidente de tráfico, por no decir de hambre. Pienso que nos están metiendo mucho miedo en el cuerpo.

La solución es fácil, que destinen más recursos. Y si no pueden hacerlo pues que vayan pensando en dejar paso a otr@s qué si puedan hacerlo. Es ley de vida. Como le digo a nuestro Alfonso en relación a un artículo sobre el grupo Metallica: "Magnífica respuesta, la búsqueda, buscar y destruir. Algo tiene que morir para que viva la esperanza, pues de no ser así estaremos siempre en crisis; ya que las crisis se producen cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer."

Recibe otro fuerte abrazote amiga.

Ana dijo...

Hola Javier: efectivamente, la alarma por esta pandemia parece tener algún otro sentido. Acuerdo con vos en que una población asustada es una población paralizada con dificultad de reacción. Me contaba una amiga en estos días un cuento: un viajero se encuentra con "la peste" y le pregunta hacia donde se dirige, la peste le responde que va a diezmar una población en donde matará a diez mil personas. Justamente hacia esa población se encaminaba el viajero. Cuando llega a la población con varios días de retraso, para sortear a "la peste" observa que han muerto cien mil personas. Encontrándose nuevamente con la peste en el camino, le interroga: "-Dime me has mentido, no mataste a diez mil, sino a cien mil"-: a lo cual la peste contesta: "- Yo maté a diez mil, los demàs murieron de miedo"-
Ya que mencionás a Nietzsche Javier, lo parafraseo, creo que "la sombra del capitalismo" nos va a nublar el sol durante muchos años. Tal vez, estemos en la transición, entre la caída de lo viejo y la generación de algo nuevo. O tal vez, el destino del hombre sea, andar de crisis en crisis, hasta que la naturaleza nos ponga un claro límite. Límite que, como especie no hemos podido respetar, parece, por el resultado de nuestras acciones sobre la naturaleza misma.
Un beso grande

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Ana:

Esa ultima frase de tu comentario me gusta "O tal vez, el destino del hombre sea, andar de crisis en crisis, hasta que la naturaleza nos ponga un claro límite. Límite que, como especie no hemos podido respetar, parece, por el resultado de nuestras acciones sobre la naturaleza misma."

Decía Engels que si este mundo desapareciera por un cataclismo natural o consecuencia de la acción del hombre, a nivel de universo no ocurriría absolutamente nada.

Las consecuencias de aquello que le hagamos a la naturaleza las vamos a pagar nosotros mismos. La naturaleza es muy sabia y sabe defenderse. Ella puede volver a surgir de la nada cuantas veces considere conveniente, nosotros lo tenemos más difícil; por no decir imposible.

Sobre tu comentario en mi blog, decir que la idea que más me gusta de ese post es la relativa a ese mercado nacional (internacional) de intercambio de emisiones. Qué empiece a valorarse y a pagarse por parte de aquellas comunidades y países con mayor grado de desarrollo industrial a aquellos que son limpios y respetuosos con el medio ambiente, que esto se valore y se recompense económicamente y en prestaciones de servicios.

Recibe un abrazote amiga.

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Anablog

Paso a dejarle un saludo a la dueña de este sitio.
Si la ve, déjele un beso del cordillerano discriminador!

Pero un beso tipo…., beso… ¿vió?

Ta´luego Anablog
Rik


PD: Ah…, y dígale que le agradezco sus “trenzadas” en mi “biblioteca”!; ella ya sabe de qué hablo.

Ana dijo...

Hola Riki! Buen día, qué ofri! Bueno por allá están acostumbrados. Ac´s estamos todos achuchados; pero los que están lindísimos y re-amarillos son los limoncitos de mi limonero; la pucha si será sabia la Pachamama che; hace madurar los limones y los cítricos en general en invierno con el frío; justa para cuando se necesitan sus propiedades. Va a ser dificil enmendarle la plana...
Un besote Riki.
P.D Sabés como quedaba traducido el título en inglés?? Ana Guevara, jajaja, me han hecho alguna que otra joda con eso por mail....

Ricardo Musso dijo...

Ah…¿fue por eso?

Hubieras respondido sí, pero Ana “La Che” Guevara…, y les ponías “la tapa”.

Besos “cumpa”
Rik.

PD: Bah… no se si entendí bien. Por ahí voy a tener que saborear unos limoncitos!

Pasiflora dijo...

Estimada Ana:
Tremendo libro "La peste". Buen pasaje. En mi humilde entender la muerte no es sino la contracara de la vida; el tema es como se nos aparece esa cara poco grata. Que no es lo mismo morir dignamente donde sea, que morir de hambre, de cólera, de dengue, de inferencia o de ceguera ajenas. La europeísima (ex, claro está) Buenos Aires, tiene bajo sus autopistas todo un mundo que estoy creyendo invisible para quienes deberían ocuparse de esa multitud que crece día a día. Será, tal vez, que sólo los ciudadanos que laboramos como Dios manda jornada a jornada, tenemos ojos que ven y oídos que escuchan? En fin, que la historia los juzgue y nosotros también.
Saludos!!
Pasiflora

Ana dijo...

Hola Pasiflora:
Efectivamente, parece que hay ciudadanos que no tienen categoría de tales; han pasado a formar parte del paisaje urbano. Cualquiera que camine la ciudad, ve un panorama doloroso, al que muchos se van acostumbrando. Intento con estas letras recordarnos; aunque tengo claro que el combate es casi inútil.
Qué lindo nick elegiste! La flor es preciosa y las propiedades del te junto a la valeriana y al tilo, una seda!
Un beso