viernes, 1 de octubre de 2010

Pequeñas delicias de la visión esterescópica.

Me preocupa que la falta de moderación generalizada y la carencia total de visión estereoscópica esté infectándonos.

Esta epidemia - a diferencia de la pandemia de gripe H1N1 -  no es reflejada por los medios de incomunicación de masas y las masas incomunicadas reflejamos trozos descompuestos de realidad.


Me regodeo en la visión del ex presidente Nestor Kirchener, al que deploro por muchas razones y admiro por otras, actuando como puede en la Secretaría General  de la UNASUR.

Me escandalizo con las expresiones de la Sra Hebe de Bonafini ma non troppo. Le agregaría que turros somos TODOS.

Me espanta  la chabacanería de Hugo Chávez casi tanto como el comienzo de la nota de Rosendo Fraga en La Nación: "El análisis de la crisis que ha tenido lugar en Ecuador requiere primero una referencia histórica. En 1979, en América del Sur había 8 presidentes militares y sólo 2 civiles, los de Venezuela y Colombia. Hoy hay uno solo que es militar en la región, paradójicamente el venezolano."en donde omite desvergozadamente que el presidente de Venezuela militar o no militar, fue electo en elecciones democráticas por el pueblo venezolano.

Esbozo un pantallazo de la América del Sur de  1979 en donde en: 

Argentina el presidente de facto era  Jorge R. Videla.
Bolivia se sucedieron 3 presidentes en 1979: Wálter Guevara Arce  asumió la Presidencia de Bolivia entre el 8 de agosto de 1979 y el 1 de noviembre de 1979.El 1 de noviembre de 1979 el General Alberto Natusch Busch derrocó al gobierno interino de Wálter Guevara Arce mediante un sangriento golpe de estado. Como reacción se produjo un levantamiento popular encabezado por la Central Obrera Boliviana (COB) que generó a su vez una violenta represión generalizada, incluyendo la Masacre de Todos Santo, donde murieron más de 100 personas y se produjeron 30 desaparecidos. Dieciseis días después, la resistencia popular obligó a Natush Busch a devolver el poder al Congreso que  eligió Presidente Constitucional Interina de la República a Lidia Gueiler hasta las elecciones del 29 de junio del año siguiente. El 7 de junio de 1980, un coronel del regimiento de escolta presidencial "Waldo Ballivian", intentó asesinar a Lidia Gueiler en la residencia presidencial. El coronel Estrada estaba en completo estado de embriaguez y trató de derribar a culatazos de fusil la puerta del dormitorio de la presidenta. Un ayudante de la jefe de Estado impidió que el milatr matara a la señora Gueiler.(de wikipedia, recordaba algunos de los incidentes pero no  me acordaba de que los ribetes fueran tan espeluznantes)
En Uruguay: Aparicio Méndez, abogado y presidente de facto.
En Chile: Presidente de facto Augusto Pinochet, militar.
Brasil: Ernesto Geisel presidente de facto y Joao Baptista de Figueiredo presidente  electo. 
Perú: Francisco Morales Bermúdez Cerruti, presidente de facto
Paraguay: Alfredo Stroessner presidente de facto. 

Con estos antecedentes propongo canonizar al Evo, a Hugo Chávez y a Rafael Correa..... para no irse a los extremos, digo!!!!!




Ay Rosendo Rosendo los recuerdos te han hecho mal!!

17 comentarios:

SIL dijo...

No tengo autoridad para analizar la realidad de América del Sur, me falta información y me faltan elementos.

Pero este texto, sus chispas de ironía, su trazos de firme sabiduria, y su revisión histórica me generan la siguiente conclusión:

Estamos infectados por algo tan espantoso como la dictadura: las falsas democracias.
Tenemos Gobernantes déspotas vestidos de representantes de la legítima voluntad del pueblo.

Éso atroz, tan atroz !! como sufrir el sanguinario arbitrio de un dictador.

O nos gobiernan leones carnívoros, o nos gobiernan leones carnívoros disfrazados de ovejas blancas.

Estamos rodeados.

Como siempre, es un honor pasar por aquí, y leer tanto sentido cumún.

ABRAZO INFINITO

SIL

SIL dijo...

Fe de erratas:
sus por su.-
Ëso por es.-

:)

Ana dijo...

Sil, efectivamente las democracias han demostrado ser muy fácilmente maleables y no precisamente por el pueblo que las sostiene, sino por los poderes(y las personas) que le dan la forma (y el contenido).
Este modo de democracia parece no funcionar como debiera.
Tampoco tengo autoridad para analizar en profundidad la realidad de la América del Sur en general, pero recuerdo la historia - aunque no en todos sus detalles - y cuando se ha ido en contra de los gobierno elegidos democráticamente, el mal ha sido peor. La muestra es la América de los 70.
Por ahora es lo que hay y a esta democracia imperfecta hay que defenderla y hacer valer los mecanismos de control que sí estàn contemplados, como es la división de poderes, por ejemplo.
¡¡¡La division de poderes no debería ser un estorbo para quien gobierna!!!

Vuelvo una vez más a Moreno: debemos ir contra la tiranía no mudar de tirano.
Derrotar la tiranía es un lento trabajo del pueblo....

Un abrazo enorme

Ricardo Musso dijo...

Excelente Ana.

Pero me temo que no solo los recuerdos le han hecho mal a Rosendo Fraga, el presente es lo que más lo afecta!...jajaja!.

Un voto de mi parte para tu propuesta de canonización!.

Besos.
Rik

Juan Poz dijo...

La democrtacia se forja en el lenguaje de cada dia, y ahí es donde, incluso desde la perspectiva individual, tiene uno el poder de no pasar ni una, cuando le quieren colar de matute algunas falacias de las muchas que alimentan el discurso político a todos los niveles. Algo de quijotescos tenemos quienes queremos que las palabras tengan un siignificado compartible, común, que cuando decimos huelga general no haya duda, como ha pasado aquí en España. ¿Qué inversores querrán invertir en un país cuyos responsables no dominan ni una operación básica como el recuento y la suma: sindicatos: 70% en huelga. Gobierno: 7% en huelga. La realidad parece construida sobre la canción infantil: vamos a contar mentiras tralará: por el mar corre la liebre, por el monte la sardina...
Con todo, reconozco que es agotador desenmascarar las artimañas de los demagoogos, sean políticos o no, que trampas de esas las hay hasta en el lenguaje del amor, por poner un ejemplo distante.

Ana dijo...

Riki Tomando lo que escribe Juan debajo, parece que la cosa es "vamos a contar mentiras". Es para enojarse el modo como se escamotea la realidad a quienes la hemos vivido....y cómo se escamotea el presente a quienes lo vivimos!!
Vos sabés que tengo muchas críticas para hacerle a este gobierno, pero también ha hecho cosas buenas, no podemos tener una visión tan limitada....nos hace daño, como sociedad.

Ana dijo...

Es que Juan en que cosa convertimos al lenguaje si no le otorgamos desde lo común un significado compartible? cada uno podrá - desde lo individual - armar su propia historia y sus significados pero vivimos en comunidad, y es algo que parece hemos olvidado.
Tengo la sensación de que la subversión del significado es demasiado grosera y nos acostumbramos a ella. Como muy bien marcás uno tiene la posibilidad de no dejar pasar una sola y tornarse excesivamente riguroso. Tampoco imagino que sirva para mucho y en ocasiones queda uno completamente desubicado...jeje y en el lenguaje del amor también sucede, claro, no creas que es un ejemplo tan distante, parece ser la moda imperante.
Nunca se me han dado los artilugios románticos, ni para emitir ni para recibir...

Ricardo Musso dijo...

Ana y Juan.

Sus comentarios respecto del discurso de algunos políticos, confuso, obtuso, incompleto, y que se presta a diferentes connotaciones para los ciudadanos.

Y a propósito del juego de “mentirijillas” para generar aún más desconcierto, me trajo a la memoria un proverbio marroquí del libro de Paul Watzlawick “ ¿Es real la realidad?”, que en su capítulo “Confusión dice:

Me dices que vas a Fez.
Pero cuando dices que vas a Fez
eso significa que no vas.
Pero yo sé
que vas de verdad a Fez.
¿Por qué me mientes, pues,
a mí que soy tu amigo?


Un abrazo.
Rik

Nestor Zawadzki dijo...

A veces creo que el mensaje es bien claro, pero como los amantes a distancia, armamos e interpretamos la figura del amado sobre una lectura sesgada de las cartas.
Cuando el discurso politico y la politiqueria mediatica me tratan de estupido, ¡me siento afortunado!

Tino Hargén dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tino Hargén dijo...

Ana, yo creo que esta estamos todos tratando de entender al mismo tiempo que opinamos, en vez del método de "prueba y error" usamos el de "opinión y error" ;-)

Hasta ahora, adviertiendo que más que nunca toda conclusión es provisoria, yo lo que veo es una guerra de intereses fogoneada desde el poder económico contra gobiernos que no es que sean devotos de la virgen de a virtud -son tan pecadores como cualquiera de este mundo- pero que han acometido algunas decisiones que provocan "sensibles molestias" a los rectores de ese poder, y de ello resultan indeseables y es preciso combatirlos como la peste. Y el arma elegida para este duelo, ya que los misiles seráin mal vistos, es la palabra. Es el arma elegida para capturar la aprobación.

Lo de Fraga es una muestra más de como se apela a cualquier forma de discurso que permita inflingir un daño al rival. Los griegos le llamaban sofisma ( bue, perdón si parezco pedante y grondoniano con esta frase, no es mi intención)

Es un mecanismo simple. Usar todo lo que se puede en contra, presentar todo negativo, y hacer creer que el enemigo es sencillamente nefasto y asqueroso.


Besos

don vito dijo...

Hola, bello blogg, preciosas entradas, te encontré en un blogg común,si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen día, besos.

Ana dijo...

Piru, también a veces creo que el mensaje es claro, para quien quiera entenderlo: Todos mienten para el poder, para ostentar el poder...mientras tanto nos gusta convertir esos discursos en cantos de sirena, los unos y los otros...

Ana dijo...

Tino: creo que muchas cosas se hacen mediante el método ensayo y error en la vida cotidiana.( o podría ser opinión y error)y acuerdo con vos en que toda conclusión es provisoria. Siguiendo tu acercamientom a lo griego diría que es doxa y de ahí nos cuesta salir. No es rara esa circunstancia ya que la política y las acciones humanas escapan de la posibilidad de conocimiento científico, en estas épocas todos opinamos y eso en si no está mal, claro que el exceso de opiniones sin conocimiento profundo de una x situación genera más confusión que otra cosa y fundamentalmente si aquellos que opinan se supone que saben ¿?

Acuerdo también con vos que los gobiernos de los que hablamos, incluido el argentino, están tocando intereses que molestan a ciertos sectores de poder y ello moviliza el mecanismo de la "propaganda" tan difundido desde hace décadas. Pero creo Tino que si nos quedamos con esa visión solamente nos perdemos una parte del todo y caemos en falacia: también estos gobiernos de los que hablamos están construyendo su entramado de PODER y no me gusta lo que veo. No me gusta quedar entre dos fuegos, como ciudadana común y creo que a muchos ciudadanos les sucede genuinamente algo similar: Ni los unos ni los otros, resumido en aquel "que se vayan todos"...no se fue nadie...
Prefiero los acuerdos a las luchas.

Lo de Fraga es indignante, no creo que semejante disparate constituya un sofisma - No olvidemos, Tino, que los sofistas eran hombres sabios (sophós: hábil, sabio) por lo tanto los sofismas eran argumentos válidos dialécticamente- como es indignante todo discurso que trata al lector como si fuera estúpido.

En tu blog intercambiamos sobre el poder de los medios de comunicación y el poder de la educación, acá aparece el tema del sofisma y me trae a la memoria el Protágoras de Platón. Sabido es que Protágoras era considerado un sofista, sería interesante leer el diálogo entre Sócrates y Protágoras en relación a la política y la arete(virtud)...lo voy a releer y lo recomiendo para quien se interese en este tema. Lo que sí me queda muy claro es que a Rosendo Fraga para recibirse de sofista le falta tomar mucha sopa!!!

Un beso grande, gracias por intercambiar Tino, da gusto.

Ana dijo...

Enlazo acá el Protágoras de Platón

Ana dijo...

Gracias por leer Don Vito!
Allí estaré.
Un beso desde aquí.

Tino Hargén dijo...

Tenés razón Ana, llamarlos sofistas es una exegeración imperdonable. !Les pido perdón a los sofistas griegos por haberlos puesto a la altura de algo tan vulgar!

En cuanto a lo demás, estamos de acuerdo salvo algún grado de énfasis e intensidad. Siempre hay que mantener el estado de alerta crítico acerca de que ninguna construcción de poder de estado se salga de sus cauces naturales que sería el equilibrio democrático, y tratar de superar todo lo que se pueda sus miserias. Y sería una buena oportunidad de profundizar las cosas en esa dirección. Pero más allá de compartir el asqueo por muchas de las cosas que se ven en los entresijos del poder oficial, no veo ni cerca que un gobierno pueda alcanzar un nivel de dominio tal como para irse de cauce. Ese supuesto miedo decididamente lo veo instaladado por los medios como propaganda. NO creo que haya espacio en la sociedad argentina para instalar aventuras autocráticas. Obviamente nos quieren vender que si apoyamos un gobierno que toma determinadas medidas, nos exponemos al peligro de un populismo autoritario, de caer en una dictadura nac & pop, de la barbarie, del delirio bonapartista de una persona, etc. LO que pocos mencionan es que si pasado el cuaerto de hora de los K viene otro gobierno, por ejemplo de Alfonsín, y toma medidas en el mismo sentido será combatido con igual virulencia, con algún otro discurso, dirán que es el retoño comunista que viene a vengar a su padre o algo por el estilo. Siempre les va a parecer escandaloso un gobierno que no sea 100% complaciente a sus intereses.

Por eso me sigue pareciendo una agitación desmedida y exagerada; para pensar en peligros concretos deberíamos partir de un líder con digamos un 80% de adhesión incondicional, y los K están lejos de eso. Presentarse como única garantía del equilibrio pluralista de la sociedad es un autobombo estratégico del grupo Clarín totalmente falaz.

Es clave mantener el espíritu crítico y pelear siempre contra las visiones únicas de la historia. Jamás dar cheques en blanco a nadie


Besos