domingo, 29 de septiembre de 2013

El sujeto infordado.

Estoy usando un neologismo, infordación sería el resultado de la condensación entre el significado de dos palabras: información e inundación.

Sabrán disculpar que soslaye todo recurso neológico clásico.

Tal como sucede con el agua, la información nos permite vivir, el traspaso de información de generación en generación nos permitió introducirnos en la historia, nos permitió acceder al sedentarismo, pudimos reconocer los ciclos de lluvias y sequías, pudimos relacionar información, experiencia y utilizando la razón accedimos al conocimiento.

Pero tal como el agua desbordada - que irrumpe y arrasa desvastando campos y arrastrando consigo animales, sembrados, y poblaciones enteras - la información desbordada genera similar efecto en el pensamiento.

Estamos asistiendo a la infordación del sujeto.