domingo, 26 de enero de 2014

Papa Francisco y Obama. Opio y desigualdad.

"El presidente dialogará con el papa Francisco sobre su unión para combatir la pobreza y el crecimiento desigual." reza un comunicado difundido por la Casa Blanca.

El Papa Francisco y el Presidente Barack Obama se reunirán, imagino, para consensuar el modo de administrar la pobreza.

Hará falta mucho opio para apagar tanto malestar.




11 comentarios:

Malo Malísimo dijo...

Lo siento por el bueno de Francisco...lo lleva crudo. Un dato nacional. 20 españoles son más ricos que el 20% de los más pobres. A nivel mundial ni hablamos.
¡Siento asco de la raza humana!

Ming dijo...

Estos días, querida Ana, estoy releyendo Zygmunt Bauman, tan lúcido, y al leer tu brillante post me viene a la mente una frase de Bauman donde se refleja como se están anivelando las diferencias económicas entre el primer mundo aquel y el tercer mundo aquel, mientras que cada vez se hacen más patentes dentro de cada país las diferencias entre ricos y pobres (por seguir una terminología simple y que todos entendamos).

En otro orden de cosas, lo que me trajo aquí es acudir a tu otro saber sobre psiquiatría y tal vez psicología. En una búsqueda somera por Google he buscado pero nada encontré sobre lo pernicioso del abuso de la psicología o de la psicologización de las relaciones sociales. Me refiero por ejemplo a esos casos de personas que por haber hecho mucha psicoterapia o más de la razonable (¿?) tienden a analizar a sus congéneres e incluso les hacen ver que su conducta responde a bla bla bla. No sé si me explico, creo que no. En cualquier caso, te agradecería que si hay algo sobre el tema me lo acercaras a mi dirección de correo-e aaoiue@gmail.com

Espero que sigas bien de salud, un abrazo,
Marta

Ana dijo...

Queridos, tal es así, la desigualdad social se está expandiendo por todos los países de Occidente, de Oriente no me atrevo a decir ni mu. Genera mucha impotencia. Comparto el rechazo que me produce lo que puede hacer el hombre con su modo peculiar de socializar.

Ana dijo...

Marta, hay bibliografía sobre el abuso en la utilización de herramientas específicas de diagnóstico en la vida cotidiana. Hay un artículo de Freud que se tradujo como "Sobre el psicoanálisis silvestre" que se aproxima al tema.
También Foucault en buena parte de su obra menciona el efecto de la medicalización de la vida. Ivan Illich ya hace una crítica de la medicalización, la escolaridad, etc.
Por otro lado Franco Basaglia, psiquiatra él, uno de los generadores del movimiento de antipsiquiatría en Italia, es un referente importante a la hora de analizar los excesos profesionales.
Así a vuelo de pájaro se me ocurren éstos autores. A medida que me vayan apareciendo otros, te los haré llegar por mail.
Te mando un abrazo Marta y espero que te encuentres bien.

Ana dijo...

Me olvidaba comentarte que he leído Zygmunt Bauman y coincido en la lucidez de su crítica a la "liquidez" que se vive en estos días. Algunas cuestiones escapan de dicha liquidez, la desigualdad social es una de ellas y parece estar adquiriendo carácter pétreo.
Abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

La desigualdad es una lacra. El mundo está desnivelado por los intereses y el egoísmo de unas cuantas multinacionales que luchan enbtre ellas arrasando lo que pillan por delante: niños, mujeres, ancianos, aldeas, ciudades, un país, dos países, un continente, un mundo entero a merced de una o dos personas... así acabará la cosa, si es que no estamos ya en ese punto.
Un placer visitar tu blog.
Te sigo...
Un abrazo.
José

Ana dijo...

Gracias José
Una de las únicas formas que tengo de enterarme que está pasando,
es leerlo en blogs y prensa alternativa. La concentración del poder apesta.
Un abrazo

Marta Domínguez Senra dijo...

Gracias, Ana. Seguiré las pistas que me das. Me encuentro perfectamente (a no ser por algún achaque mecánico en el hombro a causa de trabajar mucho con él), con ganas de seguir ahí al pie del cañón. Un abrazo grande.

papesevilla@hotmail.com dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
papesevilla@hotmail.com dijo...

Es el opio la flor de la pereza.
Cambiar una madre por otra.

papesevilla@hotmail.com dijo...

Es el opio la flor de la pereza.
Cambiar una madre por otra.