miércoles, 13 de agosto de 2014

Fondos buitres. Poder. Argentina 2014.

El tema de que el mundo está manejado por una docena de tipos forma parte del mito urbano.

En algún momento había rey, presidente o zar, digo, una figura visible que ostentaba el poder. Si bien en algunos países sigue habiendo rey, es claro para todos que el rey o reina cumplen una misión que no es la de ejercer el poder real. Avanzando la historia fuimos viendo que el poder lejos de estar centralizado en una figura gira en torno a una figura o grupo de ellas que representan, en la democracia, el poder popular delegado. Pero el poder fue mutando mientras nosotros obsesivamente diseccionábamos la historia para entender mejor a que clase de poder estábamos sometidos. Cuando levantamos la mirada para ver finalmente la cara de quien decide por nosotros nos encontramos solos y encerrados.

Como llegamos a este estado de cosas? Cómo llegamos a encerrarnos y aislarnos para protegernos? Qué poder se abatió sobre nosotros que logró reducirnos a autómatas mientras levantabámos la bandera de la libertad?
En este auto recorte de libertades, en esa complacencia con quien nos oprime, en esa empatía con quien nos tortura está la clave de nuestro sometimiento. El poder sería el arte de disciplinar los cuerpos al decir de Foucault y el arte además de producir deseo, pero no cualquier deseo si no un deseo que se comercie, un deseo que tenga precio. El deseo sin precio no es deseable para nosotros.
Somos los amos de nuestra esclavitud, encargados de nuestra tortura. No son necesarios los verdugos, los individuos hacen fila para torturarse pagando sumas estrafalarias a sus verdugos, quien  ha visto una implantación de prótesis mamarias entiende de que estoy hablando. Los oscuros y cotidianos agentes del poder han logrado lo que en otras épocas necesitaba de ejércitos enteros: el sometimiento del individuo por si mismo a dioses - que ya no son el buen Dios de las escrituras ni siquiera la tiranía de la naturaleza - sino una abstracción, un ideal inexistente de si mismo.
Así transitamos la vida cargando y adorando cada uno de nosotros  solitarios y jubilosos al Dios que cada quien ha entronado en su propio altar.

Mientras pienso en estas cosas, leo en las noticias que un grupo de individuos que controlan fondos de capital de riesgo y ha comprado un pequeño porcentaje de la deuda en default de Argentina, está litigando con las consecuencias que son conocidas. Leo también que los mismos fondos de inversión están "adquiriendo activos a precios de saldo, tanto del Estado Español, como de las Comunidades Autónomas y también de las entidades financieras. Por ejemplo en febrero de 2013 el fondo buitre Cerberus se hizo con una cartera de 574 millones de euros en activos fallidos de particulares y pymes correspondientes al Banco nacionalizado Liberbank, surgido de la fusión de tres Cajas de Ahorro."
Artículo de voltairenet aquí

El tema de que el poder en el mundo está manejado por un puñado de individuos es un mito urbano?