miércoles, 4 de octubre de 2017

CIERTAS VERDADES...




Hay un escándalo de pobreza en Argentina, sin duda, lo sabemos y nos duele. Pero ciertas verdades vertidas por ciertas bocas y multiplicadas por otras me generan escozor.
El Papa Ratzinger - que no repudió la ocupación alevosa que mantiene E.E.U.U en Irak y su guerra “santa” y que dijo el 16 de abril del 2008 en la Casa Blanca dirigiéndose al entonces Presidente de EE.UU de Norteamérica George W Bush, mientras se cumplían 5 años de la invasión a Irak "La libertad no es sólo un don, sino también una llamada a la responsabilidad personal. Los estadounidenses lo saben por experiencia: casi todas las ciudades de este País tienen monumentos en honor a cuantos han sacrificado su vida en defensa de la libertad, tanto en su propia tierra como en otros lugares. La defensa de la libertad es una llamada a cultivar la virtud, la autodisciplina, el sacrificio por el bien común y un sentido de responsabilidad ante los menos afortunados. Además, exige el valor de empeñarse en la vida civil, llevando las propias creencias religiosas y los valores más profundos a un debate público razonable. En una palabra, la libertad es siempre nueva. Se trata de un desafío que se plantea a cada generación, y ha de ser ganado constantemente en favor de la causa del bien" - ha instado a los fieles en Argentina a " realizar un esfuerzo solidario que contribuya a reducir el escándalo de la pobreza y la inequidad social, dando así cumplimiento a las exigencias evangélicas que exhortan a hacer posible una sociedad más justa y solidaria"

En Brasil , mayo del 2007, el mismo Papa Ratzinger que se entrevistó amablemente con el Sr. G. W.Bush, expresó " que en América Latina, al igual que en otras regiones se ha evolucionado" aunque haya según el pontífice "motivos de preocupación ante formas de gobierno autoritarios o sujetos a ciertas ideológías que se creían superadas y que no corresponden con la visión cristiana del hombre"
Honduras está sucediendo. Una pesadilla latinoamericana.

Papa Ratzinger rézele a su Dios Todopoderoso - que protege a los todopoderosos - y susúrrele en el oído alguna virtud encomiable, al Sur del Río Grande.











No hay comentarios: