domingo, 23 de noviembre de 2008

POESÍA

MUERTE VISUAL.

Quién sabe por qué tengo estas miradas.

La que mira sin ver, como si viera

y la otra que ve por su ceguera.

¿Son parte de mí misma? ¿me son dadas?

Pero después he de perderlo todo:

la empañada visión de cada cosa

y la guardiana oculta, pura prosa

que no atiende más modo que su modo.


He de cambiar el hoy, después y antes

por el tiempo fugaz y desmedido

de los hielos y fuegos deslumbrantes

del disparo, de cara al estampido.

Ya no puedo buscar en los estantes

con Alicia, los sueños que se han ido.

Purísima Bazzetta

No hay comentarios: