viernes, 13 de marzo de 2009

HISTORIZACIÓN IV. EL BACKSTAGE.

En la línea de intentar entender de que modo “se mueve” este sistema en el que nos toca transcurrir, se preguntaba Ricardo Musso: “¿Son conscientes los docentes que estimulando al chico a ser más competitivo e individualista están apoyando las teorías de Spencer, que a la vez se sustentan filosóficamente en las teorías darwinianas?, ¿o el médico que prescribe medicamentos “marquetineados” por los laboratorios medicinales multinacionales también lo esta haciendo?” 
 Yo creo que seguramente no son conscientes en todos los casos, si en algunos, y por eso intentar leer la historia relatada desde un lugar diferente al de los medios masivos de comunicación - que parecen estar monopolizando la formación de opinión - alerta de esos manejos a quienes no lo están, y quita a los ciudadanos que así lo desean, del lugar de “ser pasivos receptores”

“ En noviembre de 1998, la Universidad de california, Berkeley, firmaba un acuerdo con la sociedad suiza Novartis, que hizo una donación de 25 millones de dólares al departamento de microbiología(Plant and Microbial Biology). En contrapartida la universidad pública concedía al gigante suizo de farmacias y biotecnología el derecho de apropiarse de mas de una tercera parte de los descubrimientos generados por los investigadores del departamento (incluidos los financiados por el Estado de California o por el Gobierno Federal), asi como de negociar las patentes de invención derivadas de ellos. Además la universidad concedía a Novartis el control de las cinco sedes del comité de investigación del departamento, encargado de recaudar fondos para la investigación.”.” La universidad de Berkeley antes financiada casi totalmente por el estado de California, asistió a la reducción de su financiación pública en un 50% en 1987 y en un 34% en 1999. Todas las inversiones efectuadas en los últimos años han sido donaciones privadas”
Ibrahim Warde Profesor de la Universidad de California, Berkeley. Le monde diplomatique. Abril 2001.
Esto generó un debate importante en le seno de la institución. Para Ronald Collins, director del proyecto de integridad científica en el Center for Science and the Public interest “ la ciencia pierde su credibilidad”....”Los profesores universitarios remunerados por la industria actúan como expertos en el Congreso y en los organismos de regulación, sin revelar sus relaciones con el mundo de los negocios”...”Las revistas médicas no ponen de manifiesto los conflictos de intereses de sus autores”.
Ronald Collins ”Assuring truth in science a must” The Baltimore sun 29-08 2000.

Con estos datos como simple ejemplo, podemos observar como no se hace tan sencillo para el docente, el profesional y el hombre común, poder conocer el límite entre ciencia y negocios, beneficio social o beneficio para las empresas que por detrás del telón patrocinan.
Que surgirá de esta crisis generada por el modelo que he descripto en el ejemplo, no lo sabemos, como muy bien escribe Fernado de la Riva en su blog “Memorias del futuro imperfecto” “ el sistema capitalista ha demostrado una capacidad de supervivencia fuera de toda duda” pero agrega “ si esta crisis es el principio del fin del capitalismo, necesitamos urgentemente nuevas utopías, nuevos horizontes hacia los que avanzar, necesitamos soñar ese Otro Mundo Posible para poder construirlo.”
Lejos de ser fácil es un desafío que debemos enfrentar, tener la mayor cantidad de herramientas disponibles que nos permitan discriminar, nos va a permitir conducirnos lo mas razonablemente en este sistema o en otro posible.

7 comentarios:

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

En fin, esas manidas, y ya, malintencionadas frases de que "hay que buscar nuevas formas, nuevas utopías" y similares, que resultan de fórmulas vacías y para el vacío, desconocen el valor de lo real de la historia, del pasado y de la gente del pasado como constructores del futuro. Y no la historia en el sentido de historia batalla (escuela de los “Annales” francesa) que se usa y utiliza por el común de la inteligencia o trato de inteligencia del asunto del Todo.
Desde luego es cierto eso que dices, Ana, el tinglado en mando es competitivo y utiliza una superestructura de propaganda mentioda que encierra una infrastructura de intereses reales (eso ya está en la certeza que los diversos marxismos usan para el análisis, y no por ser marxismos son mentiras o inválidas, y no por exponerlas soy antiguo, ultra o simplemnte marxista en el sentido peyorativo de ese régimen de mando y Todo, que ha relegado el marxismo a algo cómico porque realmente su análisis certero es todavía el único de ponerlo de rodillas en la realidad de lo analítico y teórico). Apunto a vuelapluma el recuerdo de Felipe González, aquel presidente del gobierno español, que mando y ordenó quitar de su partido, que se llama partido socialista obrero español, psoe, el término y por supuesto teoría de análisis y lucha marxista. Lo recuerdo y pienso cómo se les queda el cuerpo a sus votamtes jacarandosos, a los militantes de buena fe, si los hay en ese partido, y a la gente en general, al verlo hoy como uno de los hombres más ricos de América, en ringorrangos y reuniones protegidas con la seguridad que ni un presi de Yankilandia tendría; ese González, el mismo que aplicó el terrorismo de Estado, asesino de muchas víctimas inocentes, de mucha tortura y sifrimiento, el mismo que no solucionó nunca problemas endémicos de la sociedad española, que potenció el caudillismo y el caciquismo atroz y vesánico, que vendió el país al Mercado Europeo y a la OTAN, no en vano uno de sus correligionarios y aprendices inventó esa frase de “daños colaterales” y otras crudezas del fascio real en el mundo… Claro, amparados en esa marca: Pardido Socialista Obrero Español, pues la imponen como verdad para cometer tamañas tropelías y barbaridades, la superestructura limpia de polvo y paja lo que subyace e interesa: no ser ni socialista, ni obrero ni español; en simple aplicación del análisis marxiano que tanto jode a esos cretinos. Pues como Felipe González todos los del partido, sin excepciones, que hoy no hay aquello de que pueda haber alguno de buena fe y honesto. NO, a estas alturas/bajuras decir eso es insultar la menor inteligencia. Porque evidentemente Felipe González no hizo su fortuna trabajando ni le tocó el la lotería, y si no es así es producto de alguna maturranga, trampa, privilegio del sistema…, por no decirlo con palabras duras y puras, de esas que no saben digerir, y que encima dicen que les insulta. Porque estos payos del mando y daño encima exigen respeto, y sus correligionarios lo mismo, y sus votambres… De ahí mi trabajo como poeta satírico, en la creación de un lenguaje distinto, otro, diverso realmente, indigerible por esos que mandan y sus vesanias, locuras y vicios… Y los que los votan, que aunque sean mayoría ni tienen verdad ni poder, que todo el poder va al agujero negro no ya de sus contradiciones sino de sus bastardos intereses con daño general y dominio del Todo.
Me ha sugerido esta reflexión tuya varias compulsiones:
1. Tengo la sospecha que lo que sale perdiendo es la inteligencia, que sobre todo las personas inteligentes están siendo ninguneadas a pasos certeros y agigantados por este sistema dominante. Hay una peli yanki que trata esto de forma bufa, y es antiutopía bufona que supone eso, que el mundo es todo de tontos de baba, las personas mínimamente inteligentes han dejado de existir. Todos son tontos totales y consumidores compulsivos. No recuerdo e título; pero es de los dos últimos y sólo la vi en parte… Pese a que la peli es cómica no deja de dar un repeluz al constatar en muchos ámbitos que es así la realidad... Los tontos va teniendo cada vez más cuotas de poder, de predicación de sus tonterías, de imposición de sus ideas y hechos que es lo peor, y de la bendición y uso de todo el poder... Y como los tontos son más, pues, ¡¡apañaos estamos con lo que nos espera!!, por aplicación del rollo democrático burgués de mando absoluto…
2. La del desprecio, creo que por suprema ignorancia, e incluso miedo intelectual, cuando no incapacidad de entendimento y comprensión, por anteojeras o prejuicios, de científicos como Kropotkin, que antes que libertario es un hombre con una inmensa labor científica, por su formación, estudios, investigaciones, etc. Y no sólo él, sino el geógrafo Eliseo Reclus, libertario de pro y otros muchos pensadores libertarios, cuyo desconocimiento es patético, y cuya anulación por el sistema ha sido eficaz, cuando compruebo que se dan palos de ciegos o se recurre a seudoanalistas y mendaces componedores de entretenimientos sobre como se ha de arreglar el mundo, y mientras el mundo sigue su desarreglo.
3. Pienso que volver a decir que Darwin dijo aquello de la competitividad y la ley del más fuerte, y llamar a eso darwinismo social es tan tremendo error que se cae en manos del enemigo. Darwin nunca dijo eso, ni por asomo, ni se deduce de sus obras, antes al contrario.
3. Los mundos posibles ya están ahí hace tiempo, las experiencias reales de los anarquistas españoles en la guerra civil, en donde se trató de poner en práctica el comunismo libertario con supresión del dinero y otras taras, con el funcionamiento de todo, incluso se llegó a producir como veces más cereal que en tiempos "normales", y eso que se tenía que ganar una guerra contra el fascio... Y no digo nada de la Mahnovina en Ucrania, cuando la revolución bolchevique rusa, que fue dramáticamente eliminada por los autoritarios sociatas de entonces… Pero claro, esas experiencias, y su puesta en práctica, son ignoradas, lo mismo que la inmensa y rica obra de Kropotkin o los hermanos Reclus, porque el sistema los he relegado al mismo cajón de sastre que Bakunin, Malatesta y otros que más bien teorizan y cuya obra no es importante en aras a demoler, en la realidad del día a día, el sistema capitalista, o darle alcance de superación... Y desde luego el pensamiento y prácticas libertarios no son algo encorsetado, sino abierto, vivo, actuante, y tal vez por eso los dialécticos se pierden en el mismo y lo pierden, acostumbrados a fórmulas autoritarias, castrantes, inmóviles, impositivas, mendaces para que nada cambie... Y tal vez porque los libertarios confiamos en que cambie el hombre por la aplicación de su inteligencia a sí mismo y al entorno demoledor de ese sí mismo, que le agrade y le impide la libertad, y con la suya la de los demás, o viceversa. Que ese es el único poder real del hombre, no el poder que emana de la servidumbre voluntaria, o la entrega en cuerpo y alma a otro, u otros, los partidos políticos, los sindicatos verticals, para la solución de los problemas y asuntos de su vida...
Por favor, no ninguneen el pensamiento y la práctica libertaria, porque es de ahí, y sólo desde ahí, de donde puede surgir una solución real y de base a los problemas que el hombre tiene planteados. Y no me lo tomen como rival político, que no lo es, sino como alternativa a ese Todo en el que están inmersos hasta el cuello. Porque todos los teóricos, todos los prácticos y todos los cantamañanas que hay han surgido de ese Todo y quieren ir a ese Todo, al que nunca han hecho Nada, a lo menos en teoría, y de alguna manera lo quieren conservar. Por eso ni cito, ni uso ni menciono a los empingorotados maestros del pensamiento del Todo, ni me interesan ni me valen, como no sea para algún masaje mental con seguridades, para constatarlos como enemigos y servidores del Todo y así derruirlos.

Que la salud no os canse.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amiga Ana:

El sistema actual está acorralado, cada día le quedan menos salidas. Da igual lo que enseñen y cómo lo enseñen, da igual que apaniagüen a docentes, a profesionales o a alumn@s. Como bien expresas citando a Fernando de la Riva "esta crisis es el principio del fin del capitalismo".

Como te digo en mi blog:

Es mi realismo el que sustenta mi optimismo. Todo está regido por leyes, tanto la naturaleza como la historia.

Marx se esfuerza en hacernos comprender que el capitalismo no es fruto de ninguna injusticia humana, ni de un azar histórico, sino que es una fase impuesta como ineludible necesidad por el proceso histórico de la sociedad que transcurre impuesto por las exigencias del incesante e imparable desarrollo de las capacidades creadoras de las fuerzas productivas.

Como dice el editor de Squire "No creo que estemos en crisis, estamos ante un cambio de modelo, ante una transformación, pero como no sabemos dónde va acabar somos nosotros lo que estamos en crisis, pero un cambio de modelo siempre es a mejor".

Recibe un muy fuerte abrazote amiga Ana.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola de nuevo amiga Ana:

La frase que presenta tu blog también me anima en ese optimismo realista y racional que practico, es muy cierto lo que afirma:
"Los hombres de la vida mínima que en cada conmoción ven un desorden, son incapaces de entender el orden superior, de una vasta convulsión".

Ese orden superior, las demandas de ese orden superior es el que determina esa vasta convulsión que todo lo cambiará de la situación actual.

Recibe otro abrazote amiga.

Ana dijo...

Agustín, gracias por esa descripción maravillosa del lugar en donde estamos metidos, que leyéndote veo no es tan diferente en uno y el "otro" mundo, en alguna entrada he mencionado a Malatesta y a Bakunin....el pensamiento y la práctica libertarias, no tienen "nombre" ni rótulos, uno es libertario antes de saber que cosa significa esa palabra, me atrevería a decir que desde muy niño uno es libertario. No agrego nada...que podría agregar.
Un beso fuerte

Ana dijo...

Hola Javier, me gustaría contagiarme de tu optimismo...justamente, no temo al desorden, sino a este orden horrendo y perverso que nos está conduciendo al suicidio colectivo, temo a que, como siempre ha sucedido en la historia, los pueblos sigan siendo quebrados por las mafias.
Un abrazo Javier.

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana.

Este comentario lo inicié a la mañana y lo tuve que suspender hasta ahora, por ello quizás quede fuera de contexto de lo que otros compañeros del blog puedan haber dicho.

Luego de los comentarios de Agustín y Javier temo caer en la parábola de Albert Einstein que rezaba: “Es la teoría lo que determina qué podemos observar”.

En el link que abajo te dejaré coincido con lo expuesto por Agustín. Pero te trascribiré unos sintéticos párrafos que luego, si lo deseas, podes leer en el conjunto del artículo.

“La utopía está en el horizonte.
Camino dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.
Entonces, ¿para qué sirve la utopía?
Para eso, sirve para caminar”
Eduardo Galeano


Pero coincido con la alternativa planteada en el mismo artículo al dilema de las utopías:

“El orden basado en la asociación de personas adultas, libres y responsables es la alternativa racional que la Utopía propone, frente al fantástico e increíble desorden selvático que imponen las sociedades anónimas de depredadores y su ridícula corte de príncipes y gobiernos.”

http://www.concienciasinfronteras.com/PAGINAS/CONCIENCIA/utopia.html

Los sistemas de relaciones de producción (cualquiera sean) no se estructuran bajo ideas perversas o malidiscentes - ya que estos son calificativos que dependen de la visión particular de las personas -. Se estructuran bajo convencimientos de que el mundo será mejor bajo esas premisas.
El devenir de la realidad mostrará si son perversos y malidiscentes o no, y así y todo seguirán siendo percepciones subjetivas, pero, por las dudas, esos mismos sistemas generarán sus defensas para que esa percepción solo quede en un extremo de la población.

Imaginemos una sociedad como una curva de Gauss, en uno de los extremos (el que quieras para no herir susceptibilidades) se encuentran los mentores del sistema (teóricos y filosóficos) que regirá a esa curva, en el otro, los detractores. A medida que nos aproximamos al centro (la media) de la figura gaussiana, nos encontraremos con matices que son los que promueven por distintos medios - los de comunicación son un excelente ejemplo - las defensas del sistema, o las oposiciones – prensa detractora del sistema - en el extremo opuesto. En un momento determinado entraremos en lo que estadísticamente conforma la mayoría de ese sistema, y ella es, a mi modo de ver, la mayoría de la población de una sociedad.

Como mencionaba ayer Javier mencionando a Skinner, si esa población es recompensada con contingencias positivas, en su respeto a las normas y reglas del sistema: ¿Cuál sería el motivo para cambiarlo?; ¿cambiarlo por lo que los mentores del otro extremo de la población nos propone como contingencias más beneficiosas para el conjunto?; ¿qué conjunto?, ¿si nadie me habló de un conjunto?.

Por ello, para no extenderme más, coincido con la proposición del Agustín, hay ejemplos en la historia (y muchos los cita él mismo) que, cuando un sistema se quiere modificar radicalmente (porque pertenecemos al otro extremo de la curva), los medios están al alcance, solo hay que organizarse como la cita que transcribí arriba que la utopía pueda lograrse y no solo seguir caminando como menciona Galeano.

Mientras tanto, se puede intentar, por que no, enseñar otra historia (aunque sea de persona a persona).
Y esa historia de la humanidad (que podes leer en el link que también te dejaré abajo) es la que nos cuenta el Materialismo Histórico, del que nuevamente te citaré unos párrafos de su artículo

La historia no es, para Marx, ni una colección de hechos, como parecían concebirla los empiristas, ni una sucesión de categorías, como la concebían los idealistas; tampoco el resultado de la acción aislada de los considerados "personajes históricos". La historia es el resultado del modo en que los seres humanos organizan la producción social de su existencia.

http://www.webdianoia.com/contemporanea/marx/marx_fli_mat_his.htm

Ningún sistema se destruye a sí mismo, es una falacia pensar así, SOLO LO MODIFICARAN LAS PERSONAS, con otra perspectiva y filosofía de lo que un sistema debería ser. ¿Más solidario?, ¿más equitativo?; bien, si es bajo esas premisas que se estructuran las cogniciones de los nuevos mentores del cambio, EL CAPITALISMO CAERÁ INEXORABLEMENTE (porque es la antípoda de esas aspiraciones).
Claro esta que la dialéctica nos enseña que los sistemas caen por las propias contradicciones internas que generan, pero no solo eso no dice, sino que además nos dice que no caerán ni un minuto antes ni uno después que cuando esas contradicciones, realmente, estén en condiciones de eclosionar.
Por ello, aunque con seguridad desconozco muchas información de lo que este “tropezón” de capitalismo esta padeciendo, aún así, no estoy muy convencido de que esta situación genere grandes cambios, porque creo que le falta el otro aspecto, EL DEL MOMENTO OPORTUNO.

“NADIE SE MUERE EN LA VÍSPERA” decía un ex presidente nuestro, nefasto en las medidas que tomó, que produjeron (aún hoy) las peores crisis que vivió este país, pero en esa frase, o muletilla que tenía…,¡chapó!. (que por otro lado dicen que era de J.D.Perón y no de él)

Espero no se haya interpretado que yo tengo una visión liberal de las teorías darwinianas de la evolución, muy por el contrario, hace años mi visión es marxista, y lo es porque, como antiguo marxista, tenía la costumbre de leer a Marx.
Solo quise decir que en ellas sustentó Spencer su filosofía económica, y posteriormente lo hicieron D. Ricardo y A. Smith.
Siempre supe que en ningún momento Darwin postuló que, por las leyes de la naturaleza, una especie pudiera destruirse a si misma, como en algún momento la sociedad humana se preparó para ello. En la naturaleza, el animal toma lo que necesita para subsistir, y nada más!.
Y los conceptos de la solidaridad en las especies inferiores también los conozco, aunque nunca he leído a Kropotkin (cosa que pienso hacer por supuesto), pero sí por leer, de la etología, el comportamiento de muchas especies en los casos que se conocen como “Homo Ferus” y de cuyo testimonio doy en el artículo que publique en mi sitió del cual te dejo este link

http://www.rikcordillerano.blogspot.com/2008/10/el-psiquismo-humano-es-resultado-del.html

Un beso grande.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!

Disculpá, se me paso decirte que me gusto mucho tu entrada!.

Mostrar algo de los chisporroteos que se suelen producir en el país exponente del capitalismo es bueno, aunque como sabemos…, “mucho ruido y pocas nueces”, como decía la viejita María, y además, “entre bueyes…”.

Un beso
Rik