martes, 31 de marzo de 2009

PENA DE MUERTE AL AEDES AEGYPTI

Una epidemia de dengue se está esparciendo rápidamente por el territorio nacional, es un brote epidémico o una epidemia? Discriminación que se ha intentado, para bicicletear el tema, la cuestión es, que la negligencia grave en el área salud está siendo dejada al descubierto, quien no se dió cuenta que despierte, no hay medidas preventivas, hay déficit, enorme déficit. Escribí hace un tiempo que en Argentina funcionamos como sufriendo Síndrome de Gilles de Latourette, la enfermedad de los tics, que dificulta la coordinación de movimientos. Se sale a atacar las causas, improvisación total, nefasto en salud, en donde la prevención es una de las patas y no la menos importante.
Miles de enfermos, casos fatales, entre el fárrago de la información nada se jerarquiza. Señores, una epidemia transmitida por un vector tan común como un mosquito común , es GRAVE y denuncia fundamentalmente las falencias del sistema, lo que no solo no se puede sino lo que no se quiere preveer, lo que está desmantelado, desarticulado, lo que nos invade al modo de una epidemia, el alerta roja comienza cuando los casos "llegan al conurbano bonaerense"- como si Salta o Tucumán no pertenecieran al territorio nacional - como si el dengue "no autóctono" no se pudiera convertir en "autóctono", clasificaciones excéntricas, falta de interés demencial en lo que es básico para una población. Señores y señoras, que esperamos para exigir que nuestros sistemas funcionen minimamente?
La "epidemia" de inacción nos ha convertido en peleles, ciudadanos que observan con cara bobalicona las esotéricas explicaciones de funcionarios mas esotéricos todavía, y corren a comprar repelente para mosquitos.
Sugiero a la población solicitar pena de muerte para el Aedes Aegypti.

16 comentarios:

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Sí, sí, matar el bicho mensajero... ¡¡Te apoyo, Ana en la proclama!!

Ana dijo...

Si no es pena de muerte, bajarle la edad de imputabilidad!!

NIcolás Leiva dijo...

http://siendo-humanos.blogspot.com/2009/03/el-dengue-pone-en-jaque-la-argentina.html

Palabras de guerra dijo...

:: Enfermedad y capital.
[A.M.Bonano]
La enfermedad, entendida como un mal funcionamiento del organismo, no es algo exclusivamente humano. Los animales también padecen enfermedades, e incluso las cosas en su propio sentido presentan defectos en su funcionamiento. La idea de la enfermedad como una anormalidad, es la idea clásica desarrollada por la ciencia médica.

La respuesta a la enfermedad, principalmente gracias a la ideología positivista que domina la medicina actualmente, es la de la cura, consistente en una intervención externa elegida desde prácticas específicas, cuyo objetivo es restaurar las condiciones de una supuesta idea de normalidad.

A pesar de todo, sería un error pensar que la búsqueda de las causas de la enfermedad siempre han ido paralelas a esta necesidad científica de restaurar la normalidad. Durante décadas los remedios no se han basado en los estudios de las causas, ya que en aquellos tiempos estos eran absolutamente fantásticos. Los remedios tenian su propia lógica, especialmente cuando se basaban en conocimientos empíricos de las fuerzas de la naturaleza.

En los últimos tiempos una crítica del sectarismo de la ciencia, incluida de la medicina, se ha basado en la idea de la totalidad del hombre: una entidad construida por varios elementos-intelectuales, económicos, sociales, culturales, políticos, etc. Es en esta nueva perspectiva donde se inserta la hipótesis materialística y dialéctica del marxismo. La totalidad de un hombre nuevo y real descrita de varios modos, no más tiempo dividida en los sectores que el viejo positivismo nos tenía acostumbrados, fue de nuevo resumida en un determinismo de una sola dirección por los Marxistas.

Las causas de la enfermedad son consideradas como consecuencia exclusiva del capitalismo, el cual aliena al hombre a través del trabajo, exponiéndole a una relación distorsionada con la naturaleza y la “normalidad”, el otro lado de la enfermedad.

En nuestra opinión ni las tesis positivistas que ven a la enfermedad como el mal funcionamiento del organismo, ni las marxistas que consideran que todo mal es debido al crimen del capitalismo son suficientes.

Las cosas son algo más complicadas. Básicamente, no podríamos decir que las enfermedades no existirían en una sociedad liberada. No podríamos decir que si se lograse ese maravilloso evento, la enfermedad se reduciría a un simple debilitamiento de alguna fuerza hipotética que se encuentra todavía por descubrir. Creemos que la enfermedad es parte de la naturaleza del estado del hombre que vive en sociedad, y que sería el precio a pagar por corregir un poco las condiciones óptimas de la naturaleza para obtener la artificialidad necesaria para construir incluso la más libre de las sociedades.

Ciertamente, el crecimiento exponencial de la enfermedad en una sociedad libre donde la artifiacilidad entre individuos sería reducida a lo estrictamente imprescindible, no podría compararse con el que habría en una sociedad basada en la explotación, tal y como es nuestra sociedad actual.

Se puede entender de esta idea, que la lucha contra la enfermedad es una parte integral del conflicto de clases. No tanto porque la enfermedad este causada por el capital -que sería una declaración determinista y por lo tanto inaceptable- sino porque una sociedad libre sería diferente.

Incluso en su negatividad estaría más cerca de la vida, de ser humano.

Así la enfermedad podría ser una expresión de nuestra humanidad tal y como hoy en día es una expresión de nuestra terrible inhumanidad.
Esta es la razón por la cual nunca estaremos de acuerdo con la tesis simplista resumida en la frase “hacer de la enfermedad un arma”, incluso a pesar de que merece ser digna de respeto, especialmente en lo concerniente a enfermedades mentales. No es realmente posible proponer al paciente una cura basada exclusivamente en la lucha contra el enemigo de clase.

Aquí la simplificación podría ser absurda. La enfermedad también significa sufrimiento, dolor, confusión, incertidumbre, duda, soledad, y estos elementos negativos no se limitan al cuerpo, también atacan a la conciencia y a la voluntad. Construir programas de lucha sobre tales bases sería bastante irreal y terriblemente inhumano.

Pero la enfermedad puede convertirse en un arma si entendemos tanto sus causas como sus efectos. Puede ser importante para mi entender cuales son las causas externas de mi enfermedad: capitalismo y explotadores, Estado y Capital. Pero esto no es suficiente. También necesito clarificar mi relación con MI ENFERMEDAD, que no debería ser solamente sufrimiento, dolor y muerte.

Debería también ser un método por el que poder entenderme y entender a los demás mejor, así como la realidad que me rodea y que es necesario hacer para transformarla, y obtener a su vez una mejor comprensión de las salidas revolucionarias.

Los errores que se han cometido en el pasado sobre esta materia provienen de la falta de claridad debido a la interpretación marxista. Que se basa en la reclamación de establecer una relación DIRECTA entre enfermedad y capitalismo. Nosotros creemos que esta relación debería ser INDIRECTA, esto es siendo conscientes de la enfermedad, pero no la enfermedad en general como una condición de ANORMALIDAD, sino mi enfermedad como parte de mi vida, un elemento de MI NORMALIDAD.

Y después vendrá la lucha contra esta enfermedad. Incluso aunque no todas las luchas terminan en Victoria.

Alfredo M. Bonanno

Ana dijo...

Muchas gracias Nicolás, por el contacto y por la información.
Un beso grande

Aaoiue dijo...

Les prometo que vengo de ver un vídeo del discurso de Goebblels (el ministro de propaganda de Hitler) enfebreciendo a las masas hacia la "Guerra Total". A continuación (por asociación libre de ideas) he saltado a un post contra Freud y el procedimiento quirúrgico desafortunado que le realizaron a una paciente suya (feminista y socialista), cuando se creía que la nariz estaba directamente relacionada con la histeria. Y entonces ahora este post de Ana me resulta por contraste como Disneylandia, un lugar seguro, un remanso lleno de virtud, humor y serenidad. Y sin embargo el dengue también mata y lo está haciendo ahora. ¡Hala, a por el bicho y a por los parásitos todos!

Aaoiue dijo...

Quise decir Goebbels, perdón.

Ana dijo...

Palabras de guerra : gracias por compartir las palabras de Bonanno en este blog, sumamente esclarecedoras. Es asombroso la claridad y la simpleza que se desprenden de las palabras de aquellos anarquistas ( no quisiera rotularlos...ni siquiera como "anarquistas" pero no tengo otro modo de mencionarlos para que la mayoría entienda.)
Un beso

Ana dijo...

Ja ja Marta! sobre todo hala por los parásitos todos!
Un beso

Ana dijo...

Aaioue, Marta ...para mi Disneylandia no es ni un lugar seguro, ni lleno de virtud ni de humor ni de serenidad....jajajaja!!!!!!
Un beso

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Che…, disculpá mi ignorancia supina, pero el mosquito este, el Aedes Aegypti, ¿no es que trasmite el virus del Dengue si pica a un humano ya infectado con ese virus?

Si no es así: ¡A por ellos entonces!.

Pero si es así…, me gustaría ver ese video de Goebblels que menciona Aaoiue porque podemos sacar algunas ideas de cómo “pasarle el cepillo” a los portadores!.
Total…, si antes que Hitler ya lo hacían los griegos cuando los discapacitados eran arrojados al barranco del Taigeto.

Besos Ana!
Rik.

Ana dijo...

Hola Ricardo! así es, como describís ¿Mejor "eutanasiar" a los enfermos y portadores? ¿Vos crees, che, que Aaoiue, mencionando la asociación libre de ideas, nos habrá querido sugerir eso? Mmmm...A lo mejor no ha querido decirlo directamente para no herir nuestras susceptibilidades...

Ricardo Musso dijo...

Ana!!!

Jajajaja.... me parece que tenes razón!.

O lo traicinó el incosciente, o el muy cobarde no se animó a plantearlo claramente!.

Besos...jajajaja!
Rik

Steki dijo...

Hola, Ana!
Bueno varias cosas por decir. Ante todo bueno... veo que compartimos nuestro homenaje a Alfonsín. Mi hija Sofía tenía 10 días cuando me fui con ella a votar por la Democracia así que para mí significa mucho tener una hija nacida en Democracia.
Bueno, con respecto a tu post, ante nada, debo agradecerte el que menciones que la Argentina se extiende un poco más allá de la Gral. Paz cosa que a muchos les es tan difícil de creer y que, a los que estamos en el Interior nos pone "de la nuca". No sé si alguna vez alguien se avivará que lo que hay que hacer es "prevenir" para no tener que "curar" después. Yo he practicado chi-kung, una disciplina oriental cuyos ejercicios son "preventivos", como lo es la medicina tradicional china. Ellos se esmeran en prevenir para no lamentar luego. Lo mismo hacemos en yoga y en tai-chi. Pero cómo caranchos se hace para meternos a los occidentales se mentalicen en buscar soluciones preventivas? Sin ir más lejos te comento algo: yo trabajo en la Redacción de un diario como correctora. El tema de la muerte de Alfonsín era inminente, horas más horas menos. Yo estaba de franco anoche pero podés creer que me contaron mis compañeros que nadie tenía preparado nada por si moría? Salieron todos a correr a buscar info cuando ya todos los diarios on-line tenían puesta la noticia con nota y todo y, un diario de nuestra competencia no sólo tenía subida la biografía de Alfonsín sin que su Editor Periodístico había escrito de puño y letra su homenaje. Y estos pasmados tuvieron que esperar a que se muriera para, recién ahí ponerse a buscar material. No es para matarlos? Sé que no tiene que ver con el mosquito pero me refiero al tema de la "prevención".
Bueno, lo último, y esto es consulta profesional, después me pasás tus honorarios, jaja. Che, mi hijo vive en Baires en Cañitas pero su papá vive en San Isidro o sea que están cerca del río. Le dije que preguntara para vacunarse. Vos sabés si lo están haciendo como prevención y te parece que debiera hacerlo? Perdón por mi ignorancia pero no veo tele, jeje.
Un abrazo para todos.
BACI, STEKI.

Ana dijo...

Hola Steki! Si, vi el recuerdo al viejo en tu entrada.
El tema de la dificultad de poder prevenir es un tema serio, por eso irónicamente escribí pena de muerte al mosquito, porque así funcionamos, hay inseguridad: baja de la edad de imputabilidad, mas cana en la calle y pena de muerte, sin siquiera pensar por qué causa se produce la inseguridad, para tender a disminuirla desde las causas también. El dengue tiene un componente que es previsible o prevenible y otros que no, o de complicada prevención, pero acá se nos escapó la liebre, mal desde mi óptica, claro.
En cuanto a lo que decís del interior, nací y me crié en el interior, tengo las dos nacionalidades, jajaja! y la verdad que es irritante el desconocimiento mutuo, pero como la Capital sigue siendo la concentradora el federalismo pierde y eso es un problema, parece que yo lo exagerara, que lo escribiera irónicamente, pero no! la "cosa es" para el gobierno en tanto llega al conurbano y si llega a la niña bonita ni te cuento...
Vacuna para dengue te referís? Que yo sepa, si bien no es lo mio, no hay en uso por el momento, ni en un futuro inmediato, es endémico en zonas tropicales y se está moviendo hacia el sur en nuestro país, ya hubo epidemias importantes en limítrofes, hay probabilidades de que llegue para instalarse, veremos. Nicolás Leiva, pegó arriba una dirección con una nota muy interasante, para conocer un poco mas del tema.
Un besote.

Bob dijo...

Hello my dear Ana

Thank you for your invitation to comment on your blog.

I comment only a layman with help from the internet and not as medical professional.

Your publication on the Dengue Fever, is it an outbreak or epidemic?
What about Yellow Fever, Malaria and a host of other mosquito borne diseases?
These viruses are now easier than ever before to cross borders, countries and continents. International trade via shipping by planes, ships and trucks.
This does not relieve the duties of the health boards but contrary they must develop and adopt control to eliminate this deadly group of mosquitos.
Back to your question Ana, is it an outbreak or epidemic?

"an epidemic occurs when new cases of a certain disease occur in a given human population, during a given period, substantially exceed what is "expected,""
"Outbreak is a term used in epidemiology to describe an occurrence of disease greater than would otherwise be expected in a particular time and place. It may be small and localized group or impact upon thousands of people across an entire continent."

In either situation whether an epidemic or an outbreak the World Health Organization (WHO) and the National Health Board in Argentina has a grave responsibility to control the Aedes aegypti and the Asian Tiger mosquito. These mosquitos are the cause of Dengue Fever and Yellow Fever. Prevention for detecting these mosquitos at seaports, airports and border crossing is a must.. Countries in South America affected by the Asian Tiger mosquito and Aedes aegypti are the very borders touching Argentina, those are Bolivia and Brazil.
There are many suggestions to curb the spread of Dengue and Yellow Fever. The major control in preventing Dengue Fever is the use of Mosquito Repellents containing "Deet"
But the real question is who will notify and advice the general public that Dengue or Yellow Fever is present in the area. The answer is the National Health Board in consultation with the World Health Organization. These are the medical officials who accepted these positions......now will they do their job ????
But probably in reality the government allows for a certain percentage of deaths from these viruses to allow for an over populated world. This then allows the health organizations and governments to use the media to glamorize their fight against these dreaded viruses.
The general public is only a pawn in a world chess game played by world governments.