miércoles, 7 de abril de 2010

Drogas.Pesticidas.Salud. Independencia de las investigaciones.

El amigo Néstor del blog Ficciones y otras verdades , comenta en mi entrada anterior referida a los efectos de los pesticidas y específicamente los del glifosato - con el que nos están "bañando" desde que nos vimos tocados por la mano de Monsanto con su round up y la soja RR - lo siguiente : "Anduve por muchos lugares del mundo donde tambien se cultiva soya, pero nunca vi tantas malformaciones del sistema urinario e hipotiroidismo como en esta querida provincia de Entre Rios. Un colega inicio un trabajo sobre efectos del glyfosato y agrotoxicos utilizando el cromatografo de una institucion oficial local (unico aparato para buscar toxicos en fluidos biologicos por esta zona) y el trabajo fue cancelado "por orden superior". Para el INTA y el Ministerio de Salud el Glyfosato es levemente tóxico "(las negritas son mias)

Quisiera relacionar este comentario de mi querido "Piru" con la carencia de autonomía que tienen muchas  investigaciones, aún de reconocidísimos centros mundiales. Los laboratorios medicinals y las multinacionales tienen la posibilidad de "comprar" a los investigadores y manipular los resultados de las investigaciones ciéntificas como he escrito en otra entrada y amplío en ésta.(debajo). No me extraña, entonces, que pesticidas y aún drogas o sustancias químicas que son utilizadas sin restricciones y que en la práctica constatamos su toxicidad y/o elevadas incidencias de efectos adversos, sean etiquetados como de baja toxicidad y utilizados a lo largo y a lo ancho del mundo observándose sus efectos deletéreos  años después de su utilización inescrupulosa.  Sucede algo similar con sustancias químicas como conservantes, colorantes, etc utilizados como aditivos en alimentos y organismos genéticamente modificados, permitidos sin restricciones y en muchos países sin etiquetamiento que indique en forma visible su composición, cuando sus efectos sobre la salud son aún sumamente controvertidos.

El entramado de poder formado por las multinacionales que trascienden cualquier poder estatal, las grandes compañìas farmacéuticas, las empresas que venden medicina al mejor postor y la mayoría de las  asociaciones médicas, manejan nuestra vida cotidiana  y nuestra salud.

Dificil resulta discriminar que es beneficioso y que no lo es para un ciudadano o aún  para muchos profesionales que se ven presionados por el sistema en su práctica cotidiana.

....................................................................

 “ En noviembre de 1998, la Universidad de california, Berkeley, firmaba un acuerdo con la sociedad suiza Novartis, que hizo una donación de 25 millones de dólares al departamento de microbiología(Plant and Microbial Biology). En contrapartida la universidad pública concedía al gigante suizo de farmacias y biotecnología el derecho de apropiarse de mas de una tercera parte de los descubrimientos generados por los investigadores del departamento (incluidos los financiados por el Estado de California o por el Gobierno Federal), asi como de negociar las patentes de invención derivadas de ellos. Además la universidad concedía a Novartis el control de las cinco sedes del comité de investigación del departamento, encargado de recaudar fondos para la investigación.”.” La universidad de Berkeley antes financiada casi totalmente por el estado de California, asistió a la reducción de su financiación pública en un 50% en 1987 y en un 34% en 1999. Todas las inversiones efectuadas en los últimos años han sido donaciones privadas”
Ibrahim Warde. Profesor de la Universidad de California, Berkeley . Le monde diplomatique. Abril 2001
Esto generó un debate importante en le seno de la institución. Para Ronald Collins, director del proyecto de integridad científica en el Center for Science and the Public interest :....”Los profesores universitarios remunerados por la industria actúan como expertos en el Congreso y en los organismos de regulación, sin revelar sus relaciones con el mundo de los negocios”...”Las revistas médicas no ponen de manifiesto los conflictos de intereses de sus autores”.
Ronald Collins ”Assuring truth in science a must” The Baltimore sun 29-08 2000.
 ..............................................................................

Trece de las principales revistas del mundo médico de hoy montaron un ataque abierto a las ricas y poderosas compañìas farmaceúticas ( de drogas), acusándolas de distorsionar los resultados de la investigación científica en haras de salvaguardar sus beneficios.
The Lancet, The New England Journal of Medicine, la revista de la Asociación Médica Americana y otras revistas acusan a las principales gigantes  farmaceuticas de usar  su dinero - o la amenaza de su expulsión - para inmovilizar a los investigadores académicos con contratos legales a fin de que no estén en condiciones a informar libremente y de manera equitativa sobre los resultados de las pruebas de medicamentos.
Los científicos, a menudo de departamentos universitarios sedientos de dinero, podrían estar imposibilitados de acceder a los datos estadísticos en bruto reunidos en las pruebas o ensayos de un medicamento, que les indican qué tan bien o no el medicamento funcionó y si hay efectos secundarios. Éllos no tienen ni voz ni voto en la forma en que el ensayo es diseñado y  pueden tener una participación limitada en la interpretación de los resultados.
"Estos términos son draconianos para científicos que se respeten, pero muchos las han aceptado porque saben que si no lo hacen, el patrocinador encontrará  alguien que lo hará. Y, por desgracia, incluso cuando un investigador ha tenido un aporte sustancial en el diseño de los ensayos y interpretación de los datos, los resultados del ensayo terminado pueden ser enterrados en lugar de publicados si son desfavorables al producto del patrocinador ", dice el comentario que se desarrollará esta semana en 12 de las revistas. 

The Guardian. 10 de septiembre de 2001

.................................................................

Artículos relacionados. 




En torno a la vinculación ciétifico tecnológica, entre la Universidad, la empresa y el Estado.Desarrollos teóricos de una agenda crítica. 
Judith Naidorf 
  
 Federico Pavlovsky

8 comentarios:

Aaoiue dijo...

Pero un científico deja de ser "científico" cuando investiga lo que le dicen que debe investigar y cómo debe hacerlo, pregunto.
Aparte, yo me sonrojo de vergüenza cuando oigo que alguien dice que es científico (como si alguien dijera "soy poético" aunque aceptamos que se es "músico"). Me parece más honesto que diga como mucho que es un investigador y lo de científico ya se verá...

Hace muuuuuchos muuuuuuchos años, en el siglo pasado, una médico dietista me pidió que le ayudara con una búsqueda en Medline (ahora todos le llamamos Pubmed y es gratuito, antes no), sobre chocolate. En una base de datos en inglés no hay vuelta de hoja: o buscas por "cocoa" o por "chocolat". Pues obtuvimos 0 resultados. Había los alimentos más exóticos que se te puedan ocurrir, pero el tema chocolate estaba desierto. ¿La mano negra de la Nestlé? ¿La misma que intentó introducir la mala leche Nestlé en África, donde sigue siendo mejor -por el agua, por todo- la lactancia materna? ¿La que les regalaba leche en polvo a las negritas y cuando se les cortaba la leche y se quedaban sin la de Nestlé no tenían qué darle a sus niños?
Ahora se preconiza el uso del chocolate hasta tópico, en belleza. Se ensalza su valor nutritivo y su valor como sucedáneo del sexo. Pero yo te puedo asegurar que aquí es de día y que el año 1992 no había ni un solo artículo en Medline sobre ese alimento que a mí me recuerda, con perdón, a la caca.
¡Para que luego digan de la Inquisición! Este control con barniz cientificista es muuuuucho peor.
Uf, me alargué.

Muy interesante post, Ana. Tú dále.

Besos.

Aaoiue dijo...

Perdón, me olvidé que podíamos decir "médica" en espofcont sin transgredir la gramática. Médica dietista.

Aaoiue dijo...

Joder, "chocolate" (en inglés). Ni breve ni buena. Sorry. "Chocolat" es en francés. Me cachis.

Ana dijo...

Así es Marta, los "científicos" de esta ciencia inscripta en este sistema, producen "construcciones" que se utilizan para perpetuar el poder del sistema.
En ese tejido, cual mosca en tela de araña, estamos todos.
En una época, como bien marcás, se desestimulaba a las madres a dar de mamar a sus hijos, resultado: aumento enoooorme de venta de leches maternizadas y niños y madres con problemas serios de salud.

La manipulación es la norma. Un verdadero escándalo. La Inquisición ha quedado inocente.

Un beso grande.

Nestor Zawadzki dijo...

Hablando de chocolate y mientras termino de saborear un After Eight de chocolate y menta (requerido por las condiciones termicas locales)te cuento Ana que vi una documental en Management TV (me da un poco de vergüenza recomendar la TV como fuente) que se llama: "Patentando cerdos" (Patent for a Pig)(www.managementv.com y mas informacion en htp://www.greenpeace.org/international/news/monsanto-pig-patent-111)
Creo que vale la pena, aunque no figura en la web la repeticion. Hay que poner a los chicos a trabajar para buscar de donde bajarlo, y mirarlo con los dedos cruzados por las dudas...

Nestor Zawadzki dijo...

link: http://video.google.com/videoplay?docid=1669587865067156619
Lamentablemente en ingles.

Ana dijo...

Gracias Nèstor, estuve viendo una parte del video AJJJJJJJ!
Acá pego Carta apoyo de la CONADU al Dr Carrasco y sus investigaciones.


La Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) se solidariza y acompaña al prestigioso investigador de la UBA y el CONICET, Andrés Carrasco, quien durante los últimos días ha sido víctima de una campaña de difamación y amenazas luego de que diera a conocer los resultados de una investigación (Efectos del glifosato) sobre los efectos devastadores del glifosato (herbicida) utilizado en la siembra de soja.

De este modo CONADU se suma a las voces de los científicos e investigadores que en las últimas horas divulgaron una carta abierta bajo el título “Voces de alerta”, en la que ponen de manifiesto que “el discurso de políticos, funcionarios, comunicadores y mediadores contratados por las corporaciones económicas producen, a manera de discurso único, el canto de sirena del ‘desarrollo sustentable’ del modelo sojero y la ‘minería responsable’ como factor de transformación. Ese discurso hegemónico es legitimado por actores universitarios y científicos pagados por las transnacionales en un sistema público que ha sido desapropiado”.

Andrés Carrasco es profesor de embriología, investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y director del Laboratorio de Embriología Molecular, y una trayectoria de treinta años de investigación científica con reconocimiento internacional.

La campaña de desprestigio y presiones en su contra, comenzó cuando hace unas semanas difundió a través del diario Página 12 los primeros resultados los efectos letales del glifosato en embriones anfibios producidos por la multinacional “Monsanto” y que son comercializados bajo la marca “Roundup”.

Luego de publicada esta información Carrasco debió padecer durante quince días las descalificaciones de las compañías agroquímicas, las cámaras empresarias y medios de comunicación, y una intimidación por parte de la Cámara Argentina de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe).

La investigación de Carrasco da cuenta de los resultados directos que la utilización del “glifosato”, en la producción intensiva y extensiva de la soja, ocasiona en las poblaciones asentadas en las inmediaciones de las zonas cultivadas.

Por ello CONADU adhiere a la carta abierta en apoyo a Carrasco, cuyos fundamentos sostienen la necesidad de afirmar el mantenimiento de “un sistema científico universitario autónomo de los grandes intereses económicos corporativos; con libertad de pensamiento e investigación, enmarcados en los principios éticos de cada campo disciplinar y en la ineludible responsabilidad para con las sociedades y sus sectores sociales de mayor vulnerabilidad”.

SIL dijo...

Es atinado extender el debate hacia los alimentos que consumimos.
Por ejemplo, los que tiene el rótulo de dietéticos, las bebidas endulzadas con edulcorante, etc.
La masa lo devora, y en teoría resulta un veneno cancerígeno a largo plazo.
Al menos, éso me han hecho llegar como humilde opinión pediatras amigos.
No tengo autoridad para opinar, sólo leo y reflexiono al respecto.

Interesantísimo post, y el aporte de Néstor, inapreciable.

Abrazo infinito.

SIL